Seguidores

miércoles, 26 de marzo de 2008

¿ De hecho o de derecho?




Esta mañana, se ha colado de puntillas entre las noticias políticas una historia interesante. Quinielas ministeriales aparte, las enfermeras de una clínica concertada andaluza denuncian un trato injusto en lo que se refiere a su uniforme de trabajo. Las denunciantes se niegan a llevar faldas y han sustituído esta prenda por unos pantalones que, según sus propias palabras, no interfieren en absoluto en el trabajo desempeñado y además, consideran menos denigrantes y más cómodos.
Como consecuencia de tan "atroz" acto de rebeldía se les ha suprimido una parte de su sueldo en concepto de productividad. ¿Es que acaso son menos productivas estas trabajadoras si no enseñan las piernas?

Hay quien piensa que esto es una exageración y una forma de feminismo que sólo pretende llamar la atención.
A mí me parece una denuncia importante en tanto en cuanto representa a un grupo de trabajadores que se revelan contra exigencias injustas o incluso ilegales, que son obligados a obedecer porque si no, les despiden. Día a día en muchas empresas los empleados se ven obligados a hacer horas extra sin elección, a aportar material propio para el desempeño del empleo, a aguantar vejaciones y abusos varios. La respuesta que obtienen no es otra que la humillante " Tengo un montón de currículos iguales o mejores que el tuyo de personas que están deseando trabajar aquí" . O lo tomas o lo dejas, es lo que hay.

Hablamos de acoso laboral, hablamos de igualdad, hablamos de derechos básicos. No es sólo una caprichosa llamada de atención.

3 comentarios:

Samuel Villena dijo...

He leído hace un ratito la noticia, antes de entrar en tu blog, y me ha sorprendido. Pensé que ya no quedaban cosas así... De todas formas, yo no me quejo porque las chicas llevéis minifalda, jaja.

Por cierto, bonita foto, la de Ranma.

Saludos!

Markos dijo...

Situación bastante habitual en la actualidad, pero ello no quita que sea lamentable...

brujaroja dijo...

Curioso, muy curioso. Tenemos el mismo nombre, yo también soy pelirroja, también del norte, y hoy he escrito acerca de lo mismo que tú en mi blog...
Me ha encantado visitarte.