Seguidores

viernes, 21 de marzo de 2008

La Pascua y la luna



No se si le ocurre a todo el mundo o sólo a mí. El caso es que llevamos muchos años viendo cómo un evento anual se da en una fecha determinada un año, y al siguiente se produce en otra, sin preguntarnos por qué. Yo hasta ahora no me había preguntado por qué la Semana Santa nos venía impuesta un año en marzo y otro en abril.


Pues bien, el misterio está resuelto: la Pascua o Semana Santa se establece según el calendario lunar. De este modo, se hace coincidir el domingo de Pascua con la primera luna llena después del comienzo de la primavera. Si nos fijamos en cualquier calendario, véase el de este mismo año o los anteriores, podemos comprobar con sorpresa como esto es así y sentirnos aliviados por tener al fin, una explicación a la incertidumbre anual de saber "en qué cae la Semana Santa este año".

¿Lo bueno de esto? Los ávidos buscadores de vuelos baratos comprados por internet con mucha antelación entre los que yo misma me incluyo, ya pueden conocer la fecha de la próxima Pascua. Sólo tienen, o tenemos, que hacer cálculos del ciclo lunar de aquí a un año. Ya se sabe, lo de los veintiocho días, lo del cuarto menguante, creciente, etc. Lo que no puedo asegurar es que merezca la pena.

Y ya que estamos metidos en harina, una breve reseña acerca de la Semana Santa española y sus vicisitudes.

Penitente sevillano caminando bajo la lluvia (http://www.elpais.com/)

Este año la lluvia ha arruinado las procesiones sevillanas y las de otros lugares también. Y digo yo, ¿qué nos hace más falta? ¿Siete días de procesión o un verano sin restricción?. Juzguen ustedes mismos.

3 comentarios:

Regina dijo...

Gracias por pasarte. Espero que te gustara.

Un saludo


Regina

Markos dijo...

Interesante dato el aportado, así que habrá que calcular para el año que viene. Además interesante reflexión acerca de las prioridades entre la lluvia y las procesiones. Personalmente lo tengo claro, la lluvia y si es abundante mejor, porque tengo un aprecio importante por mi higiene, por mi salud...y lo siento por los que lloran

Steve Ballmer dijo...

Me encanta tus fotos, el buen blog!