Seguidores

jueves, 24 de junio de 2010

Se necesita una flor



Per fare un tavolo ci vuole il legno
per fare il legno ci vuole l'albero

per fare l'albero ci vuole il seme
per fare il seme ci vuole il frutto
per fare il frutto ci vuole un fiore
ci vuole un fiore, ci vuole un fiore,
per fare un tavolo ci vuole un fio-o-re.

Per fare un fiore ci vuole un ramo
per fare il ramo ci vuole l'albero
per fare l'albero ci vuole il bosco
per fare il bosco ci vuole il monte
per fare il monte ci vuol la terra
per far la terra ci vuole un fiore
per fare tutto ci vuole un fiore

Per fare un tavolo ci vuole il legno
per fare il legno ci vuole l'albero
per fare l'albero ci vuole il seme
per fare il seme ci vuole il frutto
per fare il frutto ci vuole il fiore
ci vuole il fiore, ci vuole il fiore,
per fare tutto ci vuole un fio-o-re.


Gianni Rodari fue maestro, pedagogo y escritor. Vivió años convulsos. Vivió guerras, dictaduras, la polarización del mundo.

Sarebbe una festa per tutta la terra
fare la pace prima della guerra.

Sería una fiesta en toda la tierra
hacer las paces antes de la guerra.


Rodari escribió La gramática de la fantasía e introdujo un concepto que marcó un antes y un después en la literatura infantil y juvenil del pasado siglo: El binomio fantástico.

No existen conceptos aislados, sino que por regla son «binomios de conceptos». Una historia sólo puede nacer de un «binomio fantástico» (...)
Es necesaria una cierta distancia entre las dos palabras, que una sea suficientemente extraña a la otra, y su unión discretamente insólita, para que la imaginación se ponga en movimiento, buscándoles un parentesco, una situación (fantástica) en que los dos elementos extraños puedan convivir.

El mismo Rodari explicaba con su poema Ci vuole un fiore, la necesidad de explicar el origen de todas las cosas y dar la importancia que merece a cada paso del proceso de vivir, de pensar, de crecer, de aprender, de amar, de existir.

Le cose di ogni giorno
rac­con­tano seg­reti
a chi le sa guardare
ed ascoltare.

Las cosas de cada día
cuentan secretos
a quienes saben observarlas
y escucharlas.

Y es que, en los pequeños detalles, están las grandes explicaciones de la vida, ¿verdad?

8 comentarios:

MucipA dijo...

Yo leí Gramática de la fantasía cuando estudiaba Magisterio en la Universidad y desde entonces me he interesado por Gianni Rodari.
Y el italiano es un idioma que me encanta y que estudié durante 5 años, así que he disfrutado mucho la canción y el vídeo.
¡Qué importantes los pequeños detalles!
Buen fin de semana!

Ladrón de Guevara dijo...

Gracias por esta entrada, he disfrutado mucho con ella, y me quedo con algunas reflexiones muy buenas.


Cuídate Laura

Ryoga dijo...

no sabia quien era Gianni Rodari ni nada de lo que hizo.esta bien saber que fue una persona que escribio algo tan importante

Laura dijo...

Rodari es muy de carrera de magisterio. Pero yo no supe disfrutar de todo lo suyo en aquel momento. Es ahora cuando empiezo a ver estas cosas...Caprichos del paso del tiempo, Mucipa.

Chicos, gracias a vosotros.

Antonio PJ dijo...

Verdad. =)

Adoro las cosas de cada día que cuentan secretos pero con pocas explicaciones (por favor). Me gustan también las personas sencillas, y los problemas que comparto con ellas.

Me gustaron mucho tus gustos y fue un gusto leerte a ti también.

Laura dijo...

Gracias por la visita, Antonio. Hasta ahora, sólo conocía a A.García de tu blog, así que te agradezco que te hayas pasado por aquí.

Un saludo

ANDER dijo...

He llegado aquí por casualidad y me he quedado un buen rato!

Me he sentido reflejado en muchas de tus entradas.

Un saludo,

Ander.

Susana dijo...

Me ha encantado esta entrada (me encanta G. Rodari). Llego desde el Rincón de Nieves, y si me dejas me quedaré por aquí.

Saludos.