Seguidores

viernes, 28 de enero de 2011

Cuando hay tiempo para recordar

 How's it feel when there's time to remember?
Branches bare, like the trees in November.
Man in the Rain. Mike Oldfield.




Cuando hay mucho tiempo para pensar el pasado se idealiza y el mundo se hace, de repente, demasiado grande para poder dominarlo.

Los pensamientos vuelan pero nunca terminan de posarse y los remordimientos por no haber hecho esto o aquello desbordan una memoria repleta de pretéritos perfectos y, sobre todo, simples. La simpleza de los primeros años se te antoja imposible de volver a alcanzar porque la complejidad de los tiempos condicionales te deja más dudas que certezas y más inseguridades que motivos para pensar en positivo. Añorar aquellos actos sencillos y livianos se convierte en un sello que estampas en tu diario y fingir que los años no pasan por ti es engañar a tu subconsciente o, peor aún, intentar ahogarlo en un vaso de alcohol.

No puedes permanecer de brazos cruzados. Lo dice la canción. No puedes vivir encerrado en tu propio universo. No eres un perdedor y tienes todo el tiempo del mundo para alcanzar tu sueño, para luchar por él y defenderlo con uñas y dientes. Si todavía no tienes un sueño, aún estás a tiempo de crearlo, de darlo forma y de que crezca contigo o, quizá, de encontrarte con él cuando menos te lo esperes.

El momento de huir no ha llegado todavía. No es el momento de autocompadecerte ni de tirar la toalla. No te quedes quieto y corre, corre a subirte a ese tren, corre a tomar las riendas. Aunque tengas mucho tiempo para pensar, aunque haya demasiado tiempo para recordar.

8 comentarios:

Nieves LM dijo...

Gracias por esta entrada. Viene bien. Un beso.

Laura dijo...

Gracias a ti, Nieves. Es una entrada dedicada sin dedicatoria. Dedicada a todo el que se sienta identificado con el mensaje.

Abrazos.

Ladrón de Guevara dijo...

Hay que joderse lo bien que escribes...

Cuídate mucho.

p.d: Mi reflexión (con perdón y con permiso) me la guardo para mi, que me parece que la necesitaba.

Laura dijo...

Permiso concedido.

Hay que joderse, que no te conozca y me hagas saltar las lágrimas...

Roberto dijo...

rezuman reflexión, inteligencia y sobre todo lucha, mucha lucha...

me gusta tu manera de pensar...mucho

un beso

Marcos dijo...

Interesante y animosa entrada. Muy adecuada para los tiempos que corren...

Laura dijo...

Roberto, entre unos y otros, me pongo colorada cada vez que veo los comentarios...

Exacto, Marcos, para estos tiempos inciertos, para estos días en que el sol no termina de salir.

Un abrazo fuerte.

Boris dijo...

tienes razón, cada uno debe de buscar siempre su sueño y hacer lo que sea por alcanzarlo