Seguidores

lunes, 21 de marzo de 2011

Geografía



Nosotros somos los países auténticos, no las fronteras trazadas en los mapas con nombres de hombres poderosos (El paciente inglés. Anthony Minghella, 1996)


 Los países auténticos los formamos nosotros. Los trazamos con la yema de nuestros dedos en los cuerpos que se dejan acariciar. 

Las fronteras son las líneas imaginarias que separan nuestro mundo del de la persona que deseamos. El insolidario muro que impide que nuestros besos se posen en esos labios y que luchamos por derribar cada día.


La geografía es la ciencia que descubre cada día un nuevo rincón de ese cuerpo  que amamos, que determina las coordenadas exactas donde debemos dejarnos caer, que señala el punto exacto en que confluyen nuestras pieles al abrazarnos.

Los hombres poderosos son los que deciden por nosotros aquello que nos ha de ocurrir. Los que hacen estallar guerras, los que dominan las ideas, los que someten a los pueblos. Los que no se han dado cuenta todavía de que el poder lo tenemos tú y yo haciendo del amor la única batalla posible.


15 comentarios:

Marcelo dijo...

El amor es la madre de todas las batallas

Cecilia Alameda Sol dijo...

Esta geografía es más auténtica, más viva que la del tiralineas.

Roberto dijo...

las fronteras del odio y de los prejuicios es lo que nos enseñan a trazar...
Laura has dado en el clavo con lo del título..." la habitación..." ya te contaré

un beso

Marcos dijo...

Una definición muy interesante y novedosa de lo que es esa bella ciencia, muchas veces maltratada...

Ladrón de Guevara dijo...

Y al final, como siempre, las fronteras las marcan los hombres, pero en este caso, las derriban los besos y no las mazas.

Cuídate.

p.d: Gracias por tus comentarios, siempre hacen crecer un blog.

Laura dijo...

Lo mismo digo, Ladrón.

Marcos, mal tratada, tal vez, pero bien querida también.

Roberto, deseando estoy que me cuentes...

Cecilia y Marcelo, parece que estamos en manos de los hombres poderosos y de sus decisiones, pero la opinión pública, como dijo Saramago, tiene algo que decir y también es una superpotencia. El pueblo se ha de mover más por amor que por odio, me niego a creer que sea de otra manera.

Feliz comienzo de primavera a todos y muchas gracias.

Nieves LM dijo...

Bonita comparación.
Hoy el pesimismo me sale por los ojos. Ojalá todo fuera tan fácil.

Laura dijo...

Nadie dijo que lo fuera, Nieves. Arriba ese ánimo, que todas las tormentas pasan tarde o temprano.

Un abrazo.

Boris dijo...

este pasado domingo pusieron por la sexta 3 el paciente ingles y una vez más la vi. que gran película, dicen muchas frases que quedan para el recuerdo. estoy de acuerdo con la frase que pones en el post

Laura dijo...

Yo también me puse a verla (otra vez). Un vicio como otro cualquier este de volver a ver ciertas películas...

Heloise dijo...

Me gusta esta Geografía cuyas fronteras sólo las mueve el amor y sí, también el desamor. Como dice Roberto, nos enseñan a trazar fronteras de odio y prejuicios pero, ¡neguémonos! Trazemos fronteras de tolerancia y respeto hacia el otro y sellémoslas con abrazos y besos.
Bonito post. Gracias, Laura.

Marcos dijo...

Está claro que tengo que ver El Paciente Inglés, porque tus recomendaciones siempre son bien recibidas...

Felipe dijo...

Tú si que sabes....


Un saludo: el bolu

Horacio Holiveira dijo...

No sé si las fronteras son tangibles, pero desde aquí lo único que se ve, es el horizonte.

Álvaro Dorian Grey dijo...

Ojala nunca perdamos la libertad de nuestras propias fronteras.
saludos y salud