Seguidores

martes, 12 de julio de 2011

Cuando se vive un sueño

 Nunca desistas de un sueño. Sólo trata de ver las señales que te lleven a él. Paulo Coelho.


Cuando se vive un sueño, el mundo parece detenerse y el tiempo se hace lento y te permite paladear cada segundo de ese dulce paréntesis que a la vida, cada vez, le cuesta más y más concederte.


Cuando se vive un sueño, no hay lugar para lamentos. Sólo caben las risas, las miradas cómplices, las manos que se aprietan fuerte si sopla mucho el viento. Las yemas de los dedos tocando la felicidad.


Cuando se vive un sueño no hay tiempo para dormir y sí para sentirnos vivos. Para obviar aquello que hacemos normalmente y darle un lugar preferente a lo nuevo, a lo mágico, a lo desconocido.


Cuando se vive un sueño creemos con más firmeza en el hombre y menos, en el destino. Y nos ponemos en pie frente a a la inmensidad del océano para decirle a ese mundo que últimamente nos da la espalda, que siempre habrá razones para soñar mientras se sigan cumpliendo, aunque sea de uno en uno, nuestros sueños.

9 comentarios:

Heloise dijo...

¡Bendita sea la capacidad de soñar! ¡Ojalá nunca se acabara! Besos.

Boris dijo...

que bonito es vivir un sueño, somos diferentes cuando estamos asi

Laura dijo...

Lo importante es ir conectando uno con otro, pero a veces hay que bajarse d ela nube ;-)

Ladrón de Guevara dijo...

Sin embargo, bajarse de la nube no implica deligarse del sueño, olvidarse de él. Bajarse de la nube debería ser empezar a construir el sueño en la realidad, al igual que de un plano el arquitecto lleva a cabo la construcción de un edificio.

Me gusto mucho, cuídate.

Mª Dolores dijo...

Tener un sueño es el motor de nuestra vida. Quien no los tenga, no está vivo. Implica buscar siempre algo mejor, de la clase que sea.
Maravillosa entrada. Felicidades

Felipe dijo...

los sueños, sueños son, pero hay que vivirlos.
un saludo: boluda

Marcos dijo...

Yo creo que es más que necesario de vez en cuando poder vivir un sueño...

Laura dijo...

Soñemos despiertos, porque son esos los sueños que se recuerdan y aquellos por los que realmente se lucha. Para cumplir un sueño, se necesita ser consciente de él y hacer por que se cumpla.

¡Soñemos!

brujaroja dijo...

Los sueños, de uno en uno. Para seguir soñando.
Un beso, tocaya.