Seguidores

lunes, 21 de julio de 2008

La niña mala y el pijama de rayas



Aun bajo los efectos de la espesa niebla de polvo que inunda la casa y sin poder evitar que sus huellas queden impresas por todo el suelo, La chica de la trenza pelirroja se permite hoy recomendar dos libros que se acaba de leer en los últimos días, gracias, entre otras cosas, a la desaparición momentánea del salón donde ve habitualmente televisión. ¡Benditas obras, para algo bueno están sirviendo!

Bromas aparte, mi doble recomendación va para Travesuras de la niña mala y para El niño con el pijama de rayas. Parece que ni de vacaciones me libro yo de los niños, aunque sólo sea como parte del título de los libros que leo. El primero, de Vargas Llosa, no necesita ser recomendado gracias a la más que
contrastada calidad del autor peruano. Se trata de una novela extensa que narra la historia de Ricardo, un joven peruano que se enamora de una chilenita mentirosa, con la que se va encontrando a lo largo de su vida en diferentes épocas y territorios. La historia huye de la idea romántica del amor y lo describe como algo mucho más pasional y descastado, al mismo tiempo que irresistible para el que cae en su trampa. La segunda recomendación, El niño con el pijama de rayas,de John Boyne, es completamente diferente a la primera, aunque de obligada recomendación también. Es una historia sencilla de la que no se puede adelantar absolutamente nada, como bien anuncia su autor en la sinopsis de la contraportada. Yo sólo puedo decir que lo leáis, que os va a gustar y que os va a impactar.
Sin más demora, me despido deseando que a los que no los hayáis leído y os apetezca seguir mis humildes consejos, lo disfrutéis. Los que sí habéis leído alguno de ellos, contadme vuestra opinión al respecto, si no os importa.
A todos os digo que por supuesto que este espacio es libre para hacer vuestras propias recomendaciones siempre que queráis y de paso señalar que todos vuestros comentarios son automáticamente publicados por Blogger sin pasar por ningún filtro de la editora y autora de los posts (La chica, ya sabéis). Se da por hecho que como tal, puedo eliminar aquél cuyo contenido me parezca inoportuno pero eso, hasta ahora no lo he tenido que hacer. Este es un espacio que cada día se llena más y más de gente agradable que sólo tiene ganas de entretenerse y de contar cosas, de saludar y desear un buen día, de hacerme ver que están ahí y siguen lo que escribo con más o menos interés. ¿Qué razón podría yo tener para filtrar lo que me cuenten unas personas tan maravillosas? Era algo que me apetecía contar. Nadie hasta ahora me ha dicho nada al respecto y respeto enormemente al que lo hace de cualquiera otra forma, pero era algo que quería contar y compartir con vosotros, simplemente.
Gracias una vez más por pasar por aquí, deseo de corazón al menos arrancaros una sonrisa de vez en cuando. Con eso me basta y me sobra.

16 comentarios:

Regina dijo...

Muchísimas gracias por estar ahí.

Ya estoy de vuelta. Ahora más que nunca.

Gracias. De corazón.

begoyrafa dijo...

En este caso, ya me leí los dos y no puedo más que suscribir tus palabras. Vargas llosa es una de las personas que me suscitan más opiniones encontradas del mundo mundial. Cada vez que me cabreo con él por algún comentario (político en su mayoría), le da por publicar un libro y me trago mis palabras. Mi favorita de sus novelas, La fista del chivo.
El niño... lo leí el año pasado,atraído por esa portada, por ese título y por el estupendo marqueting que lo rodeaba. Siempre me recordó a la película de Roberto Benigni (creo que he escrito mal el apellido), La vida es bella.
Un abrazo
Rafa

Rik rik dijo...

No me he leído ninguno de los dos.
Me leí 'la guerra del fin del mundo' de Vargas Llosa hace unos años y me encantó su forma de mezclar personajes históricos con personajes extravagantes inventados y que todo encaje, con el mismo estilo de Eduardo Mendoza que tanto me gusta. Así que lo pondré en la lista de pendientes.

En cuanto al Niño del pijama a rayas, me da miedo por ser el 'libro márketing' del año, después de las experiencias de años anteriores con la Sombra del viento y El Código da Vinci. Supongo que le acabaré dando una oportunidad.

Un Saludo!

Laura dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sigrid dijo...

No he tenido tiempo de leer ninguno de los dos, pero me los apunto para la próxima lectura.

Un beso y gracias por tu visita.

Laura dijo...

A mí me pasa lo mismo, Rafa. Con Vargas Llosa tengo "encontronazos" ideológicos pero describiendo personajes es único. Menos mal que siempre nos quedará "Gabo", que nos conquista política y literariamente, ¿cómo no?
Rik, note fíes de la campaña de márketin que ha rodeado al libro. Tómatelo como un libro sencillo ( probablemente lo leas en un abrir y cerrar de ojos) que te va a sorprender.
Regina, te doy la bienvenida desde aquí, aunque me he pasado por tu blog a dártela de cerca.

ionini dijo...

he leido los dos libros, y ambos me han encantado

:)*
un beso

Marcos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Marcos dijo...

Tomo nota, aunque uno de ellos ya lo tenía en tareas pendientes. Gracias por las sugerencias...

mariah dijo...

Gracias por las sugerencias que nos das, acabo de terminar los que tenia rondando.
Un beso muy fuerte y gracias por tener un espacio libre.

Miriam dijo...

Gracias Laura! que bueno tener gente como ustedes que leen tanto y encima se toman el tiempo de recomendarlos!, los leeré te lo aseguro.
Besos

Anónimo dijo...

Muchas gracias por las recomendaciones. Así da gusto leer.

Cecilia Alameda Sol dijo...

Yo he leído estos dos libros ya.
De Vargas me gusta muchísimo, como Rafa, la fiesta del Chivo, Lituma en los Andes, y muchas más, a excepción de Elogio de la madrastra, que me resultó tan mala que todavia no creo que la haya escrito él.
La del niño del pijama es una novela juvenil, si no me equivoco. Pero es agradable de leer y además sirve para recordar a los niños que padecieron la furia nazi.
Yo tengo unos cuantos libros listos para lectura este verano. De momento estoy con otro juvenil, La clave secreta del universo de Stephen Hawking y su hija Lucy. Siempre viene bien aprender un poco.

Marcelo dijo...

He leído a don Mario, y como se dice por aquí, a veces lo mataría por las cosas que piensa en política. Pero cuando lo leo, le perdono todo...
Un beso

angela dijo...

En mi maleta me he traido al Niño de pijama de rayas porque me lo han regalado, es fácil su lectura y suelo leerlo entre otros cuando casi me atenaza el sueño. El autor nos recuerda la barbarie del nazismo desde la mirada de un niño..Un abrazo y feliz verano

brujaroja dijo...

He leído mucho de Vargas Llosa pero ésta aún no ha caído. El del niño del pijama de rayas sí lo he leído y es... diferente. Y tiene razón Rafa, hay algo de La vida es bella en esa historia. No sé si es la atmósfera o qué, pero hay algo.