Seguidores

lunes, 22 de diciembre de 2008

Y fue después de un concierto I. El origen

Y fue después de un concierto, que yo me puse a pensar en todo aquel que vino a mi mente mientras coreaba las canciones. Y decidí escribir un post sobre el concierto y sobre aquello que me evoca, haciendo honor a una frase que oí decir una madrugada, hace ya algunos años y que decía algo así como: Hay una frase o canción de Ismael Serrano para cada momento.

Corría el verano de 1999. Tenía por aquel entonces la costumbre veraniega de escuchar un programa de M80 que se llamaba La Gramola y que presentaba Joaquín Guzmán (Tengo pendiente hacer un post acerca de este programa y de lo mucho que lo echo de menos, pero tendrá que esperar). Ya sé que no está bien, pero lo mientras lo escuchaba, tenía una cinta de cassette virgen lista para grabar las canciones que me gustaban o aquéllas que no conocía y que sonaban interesantes en su introducción. Pues no recuerdo cómo ni por qué, una noche grabé A las madres de Mayo, De Ismael Serrano. Hasta entonces, el tal Serrano era sólo el que cantaba lo de Papá cuéntame otra vez. Desde entonces, Ismael Serrano ha pasado inevitablemente a formar parte de mis referentes musicales, culturales e intelectuales. Aquella canción me hizo informarme sobre Las madres de la Plaza de Mayo, el origen de esta asociación, la dictadura argentina, los desaparecidos, etc. El verano pasó rápido y aquel invierno se me hizo largo y cuesta arriba. Afortunadamente, la primavera me devolvió un alegría que creía perdida, una ilusión renovada, la aparición de amistades nuevas y un cassette en la radio del coche de Marcos en el que sonaba Ismael Serrano, que ya no era sólo el de Papá cuéntame otra vez, sino el compositor de esa hermosa canción que abrió en mí una ventana a la reflexión sobre las injusticias y una posibilidad de escuchar canción de autor contemporánea.
Unos cuantos años después, regreso de Madrid tras el concierto del día 2o de diciembre, cierre de una larga gira de más de cien conciertos presentando el disco Sueños de un hombre despierto. No es el primero, ni será el último (espero), pero es el que me ha hecho establecer una relación entre los versos y el discurso del cantautor madrileño y esta micromundo de blogs en el que me hayo inmersa y que se compone de todos los que pasan por aquí y dejan su huella y de todos los lugares por los que yo paso a dejar la mía.
Pero esto lo explicaré en otro post, dentro de un par de días. Os toca adelantaros y contarme algo acerca de algún concierto memorable al que asististeis, aquél al que os hubiera gustado ir y nunca fuisteis, sobre esa canción que os pone los pelos de punta escuchar en directo ...
Os dejo con la canción de la que os hablé y os cuento más cosas en el próximo post.Seguro que os gusta. La música de Ismael será una excusa para que vosotros seais los protagonistas.

8 comentarios:

Roberto dijo...

Pues nada soy el primero...antes de nada decirte que Isma me encanta, es un poeta y un tipo muy muy interesante.

Tengo tres conciertos memorables en mi mente: en donosti, los Rolling Stones, fue acojonante, puro delirio, pensaba que me moría...uno de los manic street preachers en londres, subversivo, muy años 80 una descarga de rock y rabia...y como no, Anotnio vega en pucela, una delicia. En ese concierto, justo cuando sonaba "el sitio de mi recreo" mi canci´ñon favorita, vi de lejos a la chica mñas hermosa que he visto nunca, nos miramos durante la canción, o al menos eso a mi me aprecía, y despúes desapareció entre la gente...no me perdono que no me acercase a darle las gracias por ese recuerdo grabado a fuego en mi memoria..puff vaya rollo he soltado...un abrazo muy grande Laura

Rodolfo Serrano dijo...

Me alegra que Ismael te hiciera descubrir esas realidades. Un beso

begoyrafa dijo...

Hay cantantes e Ismael Serrano es uno de ellos que están ahí siempre. Puedes pasarte un tiempo sin escuchar su música, pero siempre hay un momento de la vida cotidiana que te recuerda a una canción de Ismael.
Sobre conciertos a los que asistí, quizá el que más recuerdo es uno de Victor Manuel en la Plaza de toros de Gijón. Yo era muyh pequeño y fui con mis hermanos mayores. Ver cómo todo el mundo cantaba a coro con Víctor la canción Asturias fue uno de los momentos más emotivos de mi vida. Después, como espectáculo, el de los Rolling en Gijón.
Un abrazo
Rafa

Marcelo dijo...

El primero que me viene a la memoria es uno del año 1.984 con el retorno de la democracia: Silvio Rodríquez y Pablo Milanés...juntos! Invitada: Mercedes Sosa. Fue una fiesta con tadas las canciones, yo recuerdo "Ojalá!. Ah, sabes a quien llevé? a mi madre.
Un beso

SELMA dijo...

Hay muchos cantantes comprometidos que te remueven las entrañas y hacen que no nos olvidemos... forman parte íntegra de lo que debe de ser la memoria histórica...
Gracias mi Niña por esta Entrada por esta canción...

Besitos, muchos...

Marcos dijo...

La verdad que no tengo mucha experiencia en concietos, pero a los que he asistido han sido muy gratificantes, especial mención para ese último concierto de Ismael Serrano en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Madrid.

En un futuro, espero no muy lejano, intentaré acercarme a Londres a ver un concierto de Keane, quizá mi grupo favorito junto con Coldplay, que por cierto, tocan en BCN el año próximo, quien sabe...

Cecilia Alameda Sol dijo...

Recuerdo el tiempo en que frecuentaba lugares donde cantaban autores que no estaban en la lista de los 40 principales. O los conciertos de pueblo, de hace bastantes años, cuando empezaban a ir figuras de la música. Sí que se pasa bien. Muy bien

Alatriste dijo...

Como bien sabes, comparto contigo esa afición por Ismael Serrano y sus mensajes. Pero hoy me ha dado rabia tu texto, porque yo también estuve en ese concierto del que hablas y me hubiera encantado conocerte. De hecho, tuve la gran suerte de conocer a algunas personas de este mundo bloggero. En fin, otra vez será. Sin duda fue una noche inolvidable y un concierto espectacular. Espero tener algún día la oportunidad de cantar canciones contigo.
No cambies nunca, porque siempre se intuye en ti la fuerza de una revolución. Eres alguien muy especial.
Un beso fuerte, muchacha y realmente, otro mundo mejor es posible. Hasta pronto.