Seguidores

viernes, 26 de diciembre de 2008

Y fue después de un concierto II. La estela de un cometa

Son las 21:30 horas y el Palacio de Congresos de Madrid espera impaciente la salida de los músicos que amenizarán las tres horas siguientes. Un poco de retraso que provoca los inevitables nervios en mi estómago. Es el tercer concierto de esta gira y no puedo evitar emocionarme cuando aparecen en el escenario y tocan los primeros acordes. Tantos pensamientos se vienen a mi mente, mi mano no puede evitar agarrarse a la de mi acompañante. La suya, me aprieta con la misma intensidad. El primer aplauso rompe la ligera barrera que nos separaba de ellos y de todo lo que nos tienen que ofrecer. A partir de ahí, todo es un fluir de notas, acordes de guitarra, canciones y mensajes encerrados dentro y fuera de las canciones. Palabras entonadas con o sin melodía, sentimientos que uno siente con la misma intensidad. Los sueños de los hombres despiertos de Peumayen son los mismos que nosotros tenemos.

Foto de Anedumla(Foro http://www.ismaelserrano.com/)


Un sombrero negro que ayuda a Ismael Serrano en su interpretación (a caballo entre lo musical y lo teatral) me recuerda a Sabina y me hace añorar un directo de él que no he vivido. Me acuerdo de Rafa. Suena Km0 que, junto a las múltiples alusiones a la cuidad de Madrid, me hacen pensar en Cecilia y su balcón, que se asoma curioso a las calles de esta ciudad de mis noches, del viento del pueblo, de la Resistencia, del "no pasarán", que nos acoge amablemente durante el fin de semana. Entre canción y canción, siempre hay lugar para los versos que me evocan los de ese Ladrón de palabras, los del Capitán Alatriste y los de Roberto, que son hombres despiertos y sensibles también.

Un pequeño homenaje a Joan Baptista Humet por parte de Ismael, interpretando Hay que vivir me recuerda a esa Bujina asturiana a la que le hubiera encantado estar ahí, seguro.

Y no puedo evitar acordarme de Selma cuando cantamos aquello todos saben que las aves migratorias siempre encuentran el camino de regreso y pienso en Marcelo (hijo de emigrantes españoles) que sabe bien que hasta hace cuatro días éramos nosotros los que viajábamos con nuestros sueños en una triste maleta en busca de una vida mejor que la que nuestro país nos ofrecía y que, paradójicamente se encontraba en la Argentina de Miriam y Manu, entre otros muchos lugares.

Y de mis chicas favoritas, Xini y Allie, porque Ya nada es lo que era y nos da vértigo que el mundo pare, pero, a pesar de ello, aún conservamos las grandes amistades que nos arrancan las sonrisas más sinceras. Ésas que nos ayudan a vivir cada día agradeciendo el esfuerzo que ellas hacen por estar ahí, pase lo que pase. No puedo evitar pensar lo que me gustaría que estuvieran a mi lado, como lo estaba Marcos, que hace ya mucho tiempo que se dejó convencer (y no precisamente por mí). Y pienso que si Mariah escuchara algún día lo que nosotros escuchamos allí, evitaría afirmar alguna que otra cosa que afirma (aunque sólo sea para provocar) y tararearíamos con ella Si se callase el ruido.

Pensé en Pazcodi y Poquito tarareando Papá cuéntame otra vez en el concierto de Santander y en mi hermano disfrutando con Recuerdo. Y mientras tanto, Marcos pensaba en Marian y en cómo ella le cuenta una y otra vez esa historia. Soñé que las fronteras se deshacían como la puerta de Anabel, y que podíamos acariciar lo áspero junto a Kari y que aquello que tienen de didáctico los recitales de Ismael, me recuerda al blog de Lore y lo que tienen de melancólico me recuerda a Gloria y el suyo. Allí donde hasta los silencios tienen un mensaje que ofrecer, como los de Ángela, donde se le cantan canciones al oído a las Pequeñas criaturas, que son las que nos enseñan que la esencia más pura va en frasco pequeño; tantas , tantas cosas pasaron en apenas tres horas, que es inevitable inspirarse.

Y como estábamos todos y no faltaba casi nadie, allí mismo estaban Oski y Laura viviendo su propia experiencia y estaba toda la familia de Ismael, al frente un Rodolfo más joven de lo que imaginé y al que fue imposible no tutear y dar dos besos desde el más respetuoso de los aprecios. Que conste que Regina y Javi estaban en espíritu desde Barna, donde seguro acudieron a verle el pasado día 3, seguro, seguro.


Al tiempo llegué a mi norte, con una canción y una cruz. Con la estela de un cometa en el que se podía leer este pequeño homenaje. Un homenaje a vuestra inestimable compañía virtual, que se va convirtiendo poco a poco en parte de la vida real de esta trenzada chica traviesa a la que le gustan los cantautores y viaja en su busca pero que nunca, nunca se olvida de lo que tiene cerca, de quienes la acompañan cada día y cada día abren esta ventana en sus monitores para hacerle un poco de compañía y decirle, cada uno a su manera, No estarás sola.



15 comentarios:

K@ri.- dijo...

Lauri, solo vos en medio de tremendo relato podes unir tantos kilometros! que lindo es leerte...
te deseo que este año lo termines de la mejor manera y que el 2009 nos espere con muchas sorpresas, de las buenas, con muchos buenos momentos...
chin chin, bella!
un abrazo fuerte y mis mejores deseos de felicidad para vos!
gracias

Neo dijo...

ya quisiera yo...

Marcos dijo...

Un relato realmente bonto y que ha merecido la pena leer, entre otras cosas porque dice muchas verdades y sensaciones agradables.

En tu linea...

Marcelo dijo...

Aquí en este mundo virtual pueden forjarse amistades reales, por paradójico que resulte. Una maravilla de entrada que nos contiene a los que por aquí pasamos. Conozco una docena de canciones de Serrano, y de ellas unas cuantas fueron sugerencias tuyas!
Un beso

Cecilia dijo...

¿Estuvimos contigo en el concierto? Sí, claro que sí. Fíjate que esa canción, la del kilómetro cero, la tengo muchas veces en la cabeza, sobre todo cuando me pongo a mirar despacio esta ciudad llena de historias y encrucijadas.
No me hubiera sido posible porque tenía algo super importante que hacer, pero me hubiera gustado estar ahí, contigo. Habrá otra ocasión, espero.

SELMA dijo...

Leerte y emocionarme una vez más... Lo que has conseguido con tus palabras,tu mágia, tu cariño... Demostrando una vez más para los que creen que el mundo virtual es sólo eso, virtual que están muy, muy equivocados...
Aqui lo que sentimos es de lo más real, nuestro corazón no engaña... Estos lazos que se han ido creando y lo siguen haciendo son la prueba irrefutable de ello.

Besos muy, muy cariñosos mi hermosa Niña! Y Gracias por reunirnos todos en torno a tí...

Oski dijo...

Gracias a ti. Por este homenaje y por estas palabras.

La verdad que fue un grandísimo concierto, yo ni siquiera me atrevo a hacer una pequeña reseña del mismo por miedo a olvidarme de algo.

Era Navidad sí, pero ese dia la ciudad no estaba helada. En el Palacio de Congresos estábamos todos, cantando con Ismael y creyendo en otro mundo posible.

Un abrazo bien grande.

gloria dijo...

Laura creo que te lo han dicho ya, pero me repito, estábamos contigo escuchando cada palabra, cada nota. Eres estupenda, y no sólo por pensar en todos, sin olvidar a nadie, sino por saber encajarnos a cada uno en nuestro rinconcito para acompañarte. A mí el mío me encanta, y ver mi nombre entre tantos me ha emocionado. Muchísimas gracias querida amiga (porque así te considero)
Un abrazo.

begoyrafa dijo...

Ahí estuvimos todos contogo Laura, cantando cada canción de Ismael. Lo que hay que solucionar es eso de no haber visto un directo de Sabina, eso hay que solucionarlo y pronto que yo cada vez que voy a uno pienso que va a ser el último.
Un abrazo
Rafa

Ladrón de Guevara dijo...

Gracias.
Gracias por leerme.
Gracias por tener presentes mis versos. Me alegro de que -de alguna forma- cambien algo.

Te deseo un buen año.

Regina dijo...

Muchísimas gracias por este dibujo de personas que soñamos que las cosas cambiarán. Deben hacerlo. Porque ahora cada vez somos más los que lo creemos. Y cada vez nos acercamos más los unos a los otros. Y ahí reside nuestra fuerza. Ahí sembramos nuestra victoria.
En no perder la esperanza y en no mirar a otro lado.

Gracias por todo.

Pd: al final no pude ir el 3. Pero como bien dices, estuve. Aunque no pudiera asistir, allí estuve.

Un beso, niña

Miriam dijo...

Y si Lauri, tu tienes estas cosas de hacernos lagrimear leyendo tus entradas... que me parecía estar allí contigo de como lo cuentas...
Gracias por hacerme parte de tus afectos, tu eres de los mios...
Que tengas un buen comienzo de año y que sigamos creciendo en el afecto mutuo.
Un beso y un abrazo fuerte!

Roberto dijo...

Laura! Me ha emocionado este homenaje...te aseguro que no estarás sola. Te leo con disciplina de poeta, jeje, o sea un poco desordenado, pero me encanta visitarte e irte conociendo a través de tus palabras...

Que grande es Isma! un beso

amor dijo...

ni lo estás tú ni lo estamos los que vamos de blog en blog en este mundo de luz que es real

mi abrazo entre tantos amigos en común

s

Allie dijo...

Gracias por llevarnos siempre contigo vayas donde vayas.
Feliz 2009!!
Estoy segura de que será un buen año para todos.
Muchos Besos.