Seguidores

viernes, 19 de junio de 2009

No quiero no estar a tu lado

Niego la evidencia, pero ella se empeña en seguirme hasta que alcanzo el sueño y me atormenta haciéndome dar vueltas sobre un colchón demasiado ancho para ser ocupado por un solo cuerpo. Un cuerpo solitario que se hace pequeño cuando se encoje ante la agonía de desear tu calor muy cerca. Un cuerpo que añora destapar las sábanas aunque esté desnudo porque no siente frío y disfruta pensando que no lo sentirá jamás mientras existan tus manos, tus dedos, tus labios que le queman el cuello.

Duermo deseando despertar desorientada y encontrarte a ti buscando los puntos cardinales en el mapa de mi cuerpo. Despertar y ver en el espejo del techo el contraste de mi cabello cobrizo sobre tu pecho de piel morena y mi mano pálida y menuda perdida en el hueco de la tuya.
Y ver cómo despiertas tú y juegas a contar mis lunares e intentas besarlos todos hasta que te rindes y reconoces que es imposible.

Sobrevivo el resto del día esperando el ansiado momento en que repitas esas palabras cerca de mi oído y me muerdas el lóbulo después de decírmelo. Mi deseo es esperar que me rescates de una vez y evites que acabe muriendo en el bordillo de una acera en la que la escarcha apague al fin mi deseo imposible y enfríe mis huesos y mi voluntad.

(Título extraído de la canción Con las ganas de Zahara)

16 comentarios:

antonio dijo...

TE DESCUBRO AHORA,
´TE LEO
FIJO.

Sil dijo...

LAURITA

Ojalá todos esos deseos se hagan ya realidad...
La noche y las camas frías no son buenas compañeras a la hora de querer espantar deseos...
BESOS DULCE

Ladrón de Guevara dijo...

Me gusta la obra que has hecho. Un toque muy personal al blog.

El escrito, impecable como siempre.

"Duermo deseando despertar desorientada y encontrarte a ti buscando los puntos cardinales en el mapa de mi cuerpo"

Impresionante.

Cuídate Laura.

krys dijo...

Justo hace unas horas estaba escuchando Zahara ^^

El texto, genial, lo he disfrutado.

Saludos!

Ayla dijo...

Apasionada forma de describir una escena cotidiana para muchos de nosotros. Te has puesto de acuerdo con Ramón para contar distintos aspectos del mismo tema. Los dos, impecables y muy personales.
Gracias por tu visita. Tienes las puertas abiertas de mi rincón para cuando quieras volver, pues eres bienvenida.
Un saludo.

gloria dijo...

No sólo es precioso, además lo siento muy cercano, Laura.
Me ha encantado y me ha emocionado.
Un abrazo
(y enhorabuena por el resultado de las obras)

Alatriste dijo...

Que por cada naufragio que la vida te haga sufrir, siempre te rescaten. Palabras llenas de sentimiento como siempre. Un beso y tienes razón, Ismael no nos falla nunca. Cuídate.

begoyrafa dijo...

Me gusta el nuevo diseño, me gustan todas las palabras que has escrito estos días en el Periódico y me gusta mucho, pero que mucho, lo que has escrito en esta entrada.
Un abrazo
Rafa

Samuel Villena dijo...

Oye, la web está quedando preciosa. Y los textos, cada vez mejores!

Un saludo guapa!

Selma dijo...

Jugamos a ser dos gatos que no se quieren dormir... Felina escena... Sensual y sugerente relato, Laura...

Un beso cariñoso..

Cecilia Alameda Sol dijo...

¡Qué hermoso sentir lo que escribes aquí!

Ryoga dijo...

esta muy bien escrito ese texto y me presto mucho leerlo.y esa canción de zahara pues es preciosa.

por cierto,me gustó el cambio de look que le hiciste al blog

HELOISE dijo...

Qué precioso Laura. Cada día te superas.
¿Leíste que tu tío y yo estamos muy orgullosos de tí? Por si no, te lo vuelvo a decir.
Por cierto, el blog te ha quedado precioso.
Un gran abrazo.

Marcos dijo...

Un texto muy bonito. La verdad es que con cada escrito que publicas te superas.

La canción la verdad es que no la conocía, pero muy adecuada para el texto.

Dara Scully dijo...

Si le toca esperar, cuando llegue él a calentarle los huesos, sentirá el calor muchísimo más dentro.



un miau de mandarina, señorita :)
Pd: a Cat le encanta esa canción.

Roberto dijo...

Compañera, ahí radica la felicidad...en la forma de despertar!

Te siento muy apasionada y soñadora. No dejes de escribir...rezumas esperanza!

un beso