Seguidores

lunes, 24 de agosto de 2009

Crónica de una boda anunciada


Que todas las noches sean noches de boda.
Que todas las lunas sean lunas de miel.

Hoy duele en mi cuerpo la resaca del acto que unió en matrimonio a dos buenos amigos y en mi rostro se percibe aún la sonrisa que mantuve durante todo el día. Para mí, Alicia y Sergio ya estaban casados. Se casaron el día que se conocieron y se enamoraron. Se casaron sellando sus labios en un beso cargado de amor y ternura. Se comprometieron firmando en una servilleta de papel, o en una carta de amor, quién sabe. Se dijeron "sí quiero" cuando decidieron irse a vivir juntos. Ellos son mucho más que un papel en el que estampar su firma, que un día en el juzgado, que un viaje a las américas.

Y sin embargo, se casaron el sábado. Los familiares estaban emocionados y los amigos, lo comprobé en mis propias carnes, también. Un día excelente y un paraje excepcional (El Palacio de la Magdalena de Santander), acompañaron a los novios en su día especial. Ella estaba tan bella como emocionada. Él, más guapo que nunca, estuvo sereno y sonriente.

Y nosotros, los amigos, los colegas, los compañeros de juergas, de viajes, de sueños, de delirios, de amores, de penas, de alegrías. Nosotros estuvimos allí con ellos sintiendo, acompañando, recordando viejos tiempos, dándonos cuenta de que el paso del tiempo no nos ha cambiado tanto, después de todo. Porque después de todo, el tiempo ha respetado la esencia de nuestros corazones y nosotros no hemos permitido, ni permitiremos que se borre el recuerdo de los momentos que nos hicieron soñar despiertos con lo que hoy es un hecho. Que somos amigos y que eso, nada ni nadie lo cambiará.

Felicidades y gracias por un día maravilloso.

9 comentarios:

gloria dijo...

Preciosa entrada, Laura, desde aquí mis felicitaciones a tus amigos.
Un beso.

begoyrafa dijo...

Muchas risas y muchos besos para los novios. Muchas lunas de miel y muchas noches de boda.
Un abrazo
Rafa

Ryoga dijo...

debio de ser muy bonita esa boda,eso es siempre una alegria.
felicidades para los novios y ojalá que duren muchos años!

Cecilia dijo...

Si dos amigos son felices, ¿qué mejor que disfrutar con ellos?
Enhorabuena a ellos y a ti.

Miriam dijo...

No hay nada mas lindo que un casamiento de una pareja que ya se ha casado antes (como tu dices muy bien)!
Tiene el sabor de lo verdadero, tiene el sello del amor ya probado, del verdadero...
Y compartirlo con los amigos es lo mas!!!!!!!!!!!
Besos y buen regreso!!!!

Marcos dijo...

La verdad que fue una boda muy bonita. Espero que les vaya igual de bien que hasta ahora...

Dara Scully dijo...

Los sí quiero siempre se dan antes, pero es bonito eso de los vivas en el banquete.


miau
escondido
en el
ramo ;)

Allek dijo...

hola!
he vuelto a regresar!
checalo..
un abrazo!

Allie dijo...

La verdad que fue un día genial, yo diría que inolvidable para nosotros y yo creo que en general para todos, no?
Muchas gracias a vosotros por acompañarnos en este día tan especial, y a ti, por este homenaje tan bonito y que sabes que tanto agradezco.

“Porque después de todo, el tiempo ha respetado la esencia de nuestros corazones y nosotros no hemos permitido, ni permitiremos que se borre el recuerdo de los momentos que nos hicieron soñar despiertos con lo que hoy es un hecho. Que somos amigos y que eso, nada ni nadie lo cambiará”. Espero que esto no cambie nunca.

Muchos besotes.
Gracias también a todos los lectores de este magnífico blog.