Seguidores

viernes, 22 de enero de 2010

Dead man walking

Hay muchos países en el mundo que aplican la pena de muerte o pena capital. Muchos de ellos están entre los considerados del Tercer Mundo o aquellos a los que se denomina Países Emergentes. Algunos pertenecen a lo que llaman Primer Mundo o Países desarrollados. El que se supone que es el país de las libertades y el paradigma de la democracia, EEUU, mantiene sentencias a muerte en 35 de sus 50 estados. Sólo 139 personas inocentes se han librado históricamente de la ejecución y todo ello gracias a la lucha contracorriente de sus familiares y de las asociaciones que luchan contra este castigo y que, desafortunadamente, no siempre llegan a tiempo.

El pasado domingo (17/01/2010), la revista El país Semanal publicó un reportaje titulado A un paso de la muerte que recoge los testimonios de algunos de estos ex-condenados en una reunión celebrada el pasado mes de noviembre en Alabama. El reportaje de Álvaro Corcuera es de ésos que merece la pena leer porque aunque uno crea que tiene una idea firmemente forjada del tema, la aportación de testimonios y datos tan escalofriantemente reveladores, hace dar una vuelta de tuerca a los que ya estábamos en contra de esta pena y, quiero suponer, que puede hacer reflexionar a los que se manifiestan a favor.

No voy a resumir el reportaje porque no veo la manera correcta de hacerlo. Vale la pena leerlo íntegramente y sacar conclusiones, pero me gustaría detenerme en varios puntos en los que yo me detuve y pedir la opinión que obtenéis vosotros acerca de ellos:

1) Los protagonistas del reportaje son declarados inocentes tras la revisión de sus casos pero se han pasado años o incluso décadas en el corredor de la muerte, viviendo su vida como una cuenta atrás. Al salir, son rechazados socialmente y tienen dificultades para acceder a un trabajo.

2) La atención sanitaria en el corredor de la muerte. Condenados que contraen o padecen enfermedades para las que no reciben tratamiento en la cárcel. ¿Se les trata ya como muertos antes de su ejecución?

3) Las condenas en el marco del sistema penal estadounidense. Los ascensos en la carrera judicial y la obtención de méritos para avalar dichos ascensos. El racismo en los tribunales populares, en los jueces y en la aplicación de las sentencias.

4) La corrupción en la policía federal (FBI). Falsificación de pruebas y la "salvación" del ADN.

5) La importancia que la sociedad americana y sus medios de comunicación confieren a un tema que debería ser, como mínimo, llevado a debate en un país que presume de educar a sus ciudadanos en valores de libertad y democracia.

Gracias de antemano por vuestra opinión. Os dejo con la banda sonora de la película de 1995 Deadman walking (Pena de muerte, en su versión española) y de la que me he servido para titular este post.


15 comentarios:

Marcos dijo...

La verdad que el tema de la pena de muerte remueve conciencias, pensamientos, ideologías y un largo etcetera.

Mi opinión es muy simple respecto al tema, si uno es un asesino porque mata a alguien. ¿Cómo es el que mata a ese asesino? Creo que no hay más que decir.

Lo que habría que hacer es condenarles a cadena perpetua (si son culpables con toda seguridad) y emplearles en acciones en favor de la sociedad, pero nunca matar.

Queda pendiente que lea el reportaje. Ya te diré...

Nieves dijo...

Siempre NO a la pena de muerte. Un saludo.

ANABEL dijo...

En cualquier caso, es un tema que cada Estado de Estados Unidos (valga la redundancia) trata individualmente. Hace cosa de un año el Estado de Nuevo Méjico, abolió la pena de muerte. Recuerdo haber leído la justificación que dió el gobernador y me pareció fabulosa (aunque mi inglés es limitadito). Si lo encuentro te lo mandaré.
En cualquier caso aprovecho para gritar un no muy gordo a la pena de muerte.
Besos requetegordos

Marcelo dijo...

te cuento los casos de dos argentinos de nuestra provincia de Córdoba en USA.
El primero asaltó drogado a un hombre en la puerta del supermercado y lo mató. Está esperando su condena a muerte. El segundo se casó con la hija de un acaudalado fabricante de armas, era cuidador de caballos de polo y a la chica le gustan los caballos. Tenía antecedentes de violencia (ella) con otros novios. Un buen día discutió con el esposo cuidador de caballos y le pegó tres tiros (con un arma de papito?)
Por supuesto lo mató, Ya está libre.
Los condenados a muerte suelen ser latinos, negros y/o pobres.
Un beso

Laura dijo...

Podríamos hablar más de clasismo que de racismo, pues. En el fondo, el racismo es clasismo. En España no se es racista con los jugadores de fútbol que no son de raza blanca o con los jeques árabes. Se es racista con los pobres que llegan en patera.

Digamos que las sociedades son así y lo son también aplicando la ley. Tremendo lo que cuentas, Marcelo.

Espero esa justificación porque abre ventanas a la esperanza y a ese debate tan necesario, Anabel.

Marcos y Nieves me sumo a vuestro "no".

Saludos

El músico helado dijo...

Puff este tema es muy polemico, y creo que no hay que hacer la pena de muerte aunque este tema es muy complicado.

Un besote ;-)

Cecilia Alameda Sol dijo...

Yo lo tengo muy claro: NO a la pena de muerte. Ni siquiera Anibal Lecter debe morir en la silla eléctrica o en la camilla mortuoria.
Las investigaciones que han dado como resultado la inocencia de algunos que estaban en el corredor o que ya habían pasado por la silla deberían ser argumento suficiente para abolir ese castigo.

El Negro Cortés dijo...

Hola! Soy SKA y quería invitarte a visitar mi sitio"El Negro En Tanga". Es un blog de curiosidades y diseño, que estoy seguro, te va a gustar. Saludos y felicitaciones por el tuyo!

http://elnegroentanga.blogspot.com/

Marcos dijo...

Acabo de leer el reportaje y es estremecedor.

Como dirían ellos: "Dios bendiga América" porque falta les hace con situaciones como éstas...

Laura dijo...

Es un tema polémico en tanto en cuanto la pena de muerte no está sólo en EEUU y criticamos siempre a esta nación por ello. Por lo demás, Músico, no veo la polémica y lo veo tan claro como Cecilia. Creo que aplicar justicia, por definición, no puede consistir en matar.

Marcos, has estado acertadísimo con ese resumen.

SKA, reconozco que al leer el nombre de tu blog, pensé que alguien me estaba tomando el pelo pero, lejos de ser así, he encontrado un curioso blog. El mal pensar de los españoles...

Saludos y gracias

El Negro Cortés dijo...

jajaja No hay problema Laura, sé que el nombre causa controversia, esa era la idea.

Agregué tu blog a mi directorio de mis blogs amigos. Este es el enlace:

http://elnegroentanga.blogspot.com/2008/01/blogs-amigos.html

Cualquier cosa que quieras que cambie, dejame un comentario. Gracias y nos estamos leyendo!

Felipe dijo...

Pena de muerte"NO"" conmigo no, con mis votos no, con mis impuestos no...
Ojo por ojo, el mundo en unos años ciego total.
Somos un país que por desgracia copiamos todo lo malo del resto( no todo, hay derechos civiles que somos casi pioneros)y más de los EEUU(borriquito como tú)
De momento ya se esta pidiendo en España por parte de la derecha la perpetua(para toda la vida)no con revisión o pena integra, no, para toda la vida, luego vendrá el resto. No quiero estar en la mente deas familias que todos conocemos y que estan sufriendo por el asesinato de sus seres queridos, es muy difícil separar cabeza de corazón, y si es cierto que tenemos que hacer algo, pero no creo que la solución sea la pena de muerte o la perpetua sin revisión.No sé, es un tema muy complicado.

UN saludo : EL BOLU

Laura dijo...

No creo que la pena de muerte se llegue a aplicar en España o, al menos, eso espero. En cuanto a la cadena perpetua, sin entender mucho del tema, creo que es una posibilidad que bien gestionada sería factible.

SKA, te añado a mi lista de blogs.

Gracias por los comentarios.

HELOISE dijo...

Yo no soy partidaria de la pena de muerte, pero sí implantaría la cadena perpetua, porque, hay casos......en fin, todos conocemos a los carniceros de Eta. Y qué me decís de esos jovencitos que asesinan friamente y sin remordimiento posterior a sus novias, conocidas o amigas?. Sí, hay casos en que no dudaría en encarcelarlos de por vida y sin revisión.

Seguidor en la sombra dijo...

Es un tema conflictivo. Pero lo que tengo claro es que la pena de muerte no es la solución. No hay más que ver como en EE.UU se siguen comentiendo crímenes y los niveles de violencia no disminuyen de forma importante por esta medida.

Otra cosa es la cadena perpétua, que en ocasiones si que es factible, caso de ciertos asesinos tristemente conocidos en las últimas décadas en España y en otros lugares del mundo.