Seguidores

sábado, 13 de marzo de 2010

Ironía


¡Qué ironía! En cuantas ocasiones se nos viene esta frase a la cabeza. La vida es una ironía en sí misma, un cúmulo de constantes contradicciones que conviven en supuesta armonía. Los que habitamos el mundo, no somos menos contradictorios. Jugamos a condonar deudas que nosotros mismos les hicimos contraer a otros. Les abandonamos, pero les recordamos que nos siguen debiendo dinero. ¿Por qué? ¿Por la colonización? ¿Por el expolio? ¿Por abandonarles a su suerte dejándoles en manos de asesinos sin escrúpulos?

¡Que ironía! Esperanza Aguirre no quiere que el IVA suba. Está en contra de la subida de impuestos. Esperanza Aguirre, que se autodenomina "liberal", debe, por esta razón, estar en contra de una economía basada en el aumento de impuestos que repercuta en el gasto social. Sin embargo, lejos de dar esta imagen, ella se pone en la piel del trabajador de a pie que no tiene para llegar a fin de mes (muy oportuno en tiempos en los que España tiene un 10% de paro) y exige al Gobierno que detenga esta subida. Es irónico escuchar y leer las declaraciones de una ricachona tratando de empatizar con el pueblo llano, mientras ella misma, en su comunidad autónoma, privatiza hospitales de la Seguridad Social y cede terrenos públicos para abrir guarderías y escuelas privadas.

¡Qué ironía! Rouco Varela busca, a través de un casting, jóvenes para una campaña que publicitará la Jornada Mundial de la Juventud en verano de 2011. Según la Cadena Ser el 'casting' demanda diez perfiles de jóvenes de entre 18 y 26 años, entre los que figuran algunos como: "varón bohemio con gafas chulas de pasta", "chica anglosajona atrevida y con carácter", "joven negra o mulata de estilo deportivo" o "chico latino de 'look skater', con sudadera, bermudas anchas, zapatillas y gorra". La pretensión del Arzobispo de Madrid es romper clichés sobre la imagen de los jóvenes católicos.
Romper un cliché a base de explotar otros que pueden incluso denotar ciertos tintes racistas o clasistas por su parte, monseñor Rouco, no sé yo si es una buena forma de emprender una campaña de lavado de imagen de sus discípulos. Pero yo lo entiendo. Tras el trompazo (en el sentido más amplio y más peyorativo de la palabra) de Uriarte, que se supone que es uno de sus feligreses y que, además, representa a un colectivo de jóvenes, usted no quiere que vinculen a sus creyentes con la imagen de pepero con polo Lacoste o Burberry, coche deportivo, náuticos y chaqueta anudada alrededor del cuello, con raqueta de pádel, barba de cuatro días y melenita a lo Aznar (que nadie se ofenda, si se cumplen sólo una o dos de estas características, todavía se está a salvo de convertirse en uno de ellos).

¡Qué ironía! Ayer ha muerto Miguel Delibes con casi 90 años de edad. El que fuera unos de los novelistas españoles más ilustres del siglo XX, ganador de los premios más importantes de Literatura y autor de novelas inolvidables como Cinco horas con Mario , Los santos inocentes o El camino, confesaba hace no mucho no tener miedo a la muerte. No me asusta mi muerte. Creo que es un accidente más de una vida en la que a todos nos corresponde un final.
Qué irónica se torna, al escuchar a personas como Delibes, la idea de pensar en el deterioro de las facultades, de la agudeza, de la capacidad de reflexión y análisis conforme se acerca la vejez. Qué ironía pensar en mis pequeños problemas y que me salga humo del esfuerzo de toda la semana, para acabar soltando una lágrima de emoción, sentada en mi sofá mientras escucho hablar a la sabiduría, sabiendo que ya ha muerto.


***
Recominedo el visionado de este estracto de la entrevista de Cuatro a Miguel Delibes.

14 comentarios:

Ladrón de Guevara dijo...

Hoy, desde su ciudad, que es la mia, se le dio un homenaje más importante que todos los premios que recibió.

Yo apenas le había leído, pero cuando una voz literaria del pasado comprometido con la sociedad se marcha, uno empieza a temer que los cimientos de la sociedad que buscamos, caigan como una castillo de naipes en medio de un sordo estruendo.

Cuídate Laura.

Ryoga dijo...

que buen post te ha quedado.

lo de esperanza aguirre es muy oportunista todo lo que dice,no me cae bien.por suerte solo la tienen que aguantar los madrileños y el resto nos libramos de ella.haber si no pasa a la politica nacional

lo de ese casting que ha organizado la iglesias me parece ridiculo,asi no va a mejorar la ya maltecha imagen que tiene la iglesia en este pais.

y lo de delibes una pena,tenia ya cierta edad y estaba enfermo asi que era inevitable este desenlace.era uno de los grandes de literatura española reciente

Nieves dijo...

Llevas toda la razón Laura. Más vergüenza es lo que necesitan los sres. de tus dos primeras ironías.
En cuanto a Delibes, qué decir, lo admiro muchísimo y me parecía un hombre muy sabio. Un besazo.

angela dijo...

Laura se nos fue UN GRAN HOMBRE y todos le echaremos mucho de menos. Descanse en paz nuestro maestro.Un bs y que tengas una buena semana

Mª Dolores dijo...

Hipocresía, para mí lo de Esperanza y Rouco es hipocresía. "Cara de beato y uñas de gato", así les veo yo. Es que me pueden, de verdad.

Sobre Miguel Delibes, qué voy a decir que no se haya dicho y sentido ya. Nos deja su obra, que es eterna.

Laura dijo...

Yo alucino en colores. No sale ahora la buena señora a pedir rebelión. Pero, ¿que se han creído estos? Con Franco ellos vivían de maravilla (por no decir otra cosa), pero les encantan ciertos logros de la izquierda para hacer uso de ellos en clave propagandística y populista. El derecho a manifestarse, el posicionamiento junto a la clase obrera, etc.
Por favor, que alguien ponga a esta tipa en su sitio de una vez que no puedo con ella.

Tienes razón, Mª Dolores, es hipocresía pero de la más ruin.

Un saludo

HELOISE dijo...

¡Qué buen hombre, Miguel Delibes! Y, ¡qué maravillosamente escribía! A él le debo tardes de lecturas con contenidos tan reales como la vida misma y expresados de un modo sencillo y natural, ¡tan fácil de leer!.
Que descanse en paz.

Marcos dijo...

La lideresa no tiene ni vergüenza ni nada que se le parezca. Aunque personalmente estoy en contra de la sumida del IVA, ya que lo que tienen que hacer es subir los impuestos a los que ingresan un importante montante anual (quizá 100000 € o más). Tengo que hacerte una pequeña corrección, el paro por desgracia está en el 19%, lo del 10 % casi en los mejores tiempos de este país (desde luego que el paro es uno de los grandes problemas de España historicamente y encima con baja productividad. Mientras oyes que hay gente que está metiendo horas y otros sin poder trabajar, en fin.)

En cuanto a Rouco, casi prefiero no hablar, que me enciendo aun más que con Espe. Un casting, si, si.

RIP Delibes...

Cecilia Alameda Sol dijo...

Cuantos hipócritas, descarados y abusones, esos que tú citas y otros que también podrías meter en ese saco: Diaz Ferrán, pidiendo que se recorten los salarios, que se hagan contratos basura mientras él abusa de sus trabajadores y de sus clientes mientras su bolsillo sigue engordando a su costa: dejó tirados a los viajeros de Air Comet, dejó en la calle a sus trabajadores, explota a los de Marsans, quiebra su aseguradora...
A Rouco tendrías que añadirle a Ratzinger, que todavía tiene que condenar a los abusadores de niños, a los maltratadores, sacando los colores a su propio hermano. Mucho ataque a la ley del aborto por parte de los obispos, pero ¡qué tolerancia con los pedófilos!
Y en cuanto a la lideresa, ¿por qué no habla de cuánto les han subido los impuestos a los madrileños sus colegas municipales (que son colegas, aunque se detesten) con la tasa de basuras, ibi exagerado, o ella misma con la subida del transporte público?

En fin, siempre nos quedará Delibes.

Laura dijo...

Desde luego, es oponerse a lo que hacen los demás por sistema y sin detenerse a ver lo que ocurre en las instituciones que ellos dirigen. Normalmente, por desgracia, sus protestas se contradicen con las situaciones que están atravesando tanto la Iglesia como el PP. Esto le restaría importancia de no ser por que hay mucha gente que apoya incondicionalmente lo que dicen.

Ojalá los simpatizantes de la derecha aprendieran una cosa más de la izquierda y es precisamente a cuestionarse lo que se hace desde el partido o las instituciones con las que ellos simpatizan. Entonces, la democracia comenzaría a tener sentido pleno.

Gracias por los comentarios y por las puntualizaciones. Asumo(con terror) la errata, Marcos.

Felipe dijo...

He leido El Camino"Mochuelo" "Uca Uca" pero el que mas me ha gustado ha sido El Hereje. Una pérdida más en poco tiempo, la vida pasa y se van yendo los grandes.
La vida es toda una ironía.
!!no me hables de la Espe!! Dios que error del ser humano.

Un saludo. Bolu

begoyrafa dijo...

Otra ironía más:
El cura español encarcelado en Chile almacenaba más de 400 horas de grabaciones de pornografía infantil y alrededor de 2.000 imágenes, según han dado a conocer fuentes de la investigación. Un material que incluye los vídeos en que Arregui, detenido en agosto de 2009, filmaba a través de una cámara oculta abusos a menores en colegios españoles y miles de imágenes descargadas de varias comunidades pedófilas en la Red. Según fuentes cercanas al caso, el imputado ha reconocido que se descargó material pornográfico infantil homosexual, lésbico, fetichista y sadomasoquista. Además, ha reconocido que le gustan las mujeres, los hombres jóvenes y también los niños con características y rostros femeninos.

Aseguró que los menores que participaron en sus filmaciones se prestaron para eso. Relató que sentía cierta curiosidad por el comportamiento de los chicos. El religioso, de de 53 años, miembro de la congregación de los Clérigos de San Viator, dedicaba al menos una hora al día a revisar el material que tenía en su poder. José Ángel Arrigiese se encuentra en prisión provisional desde su detención. La congregación a la que pertenece ya ha anunciado que expulsará a Arregui si es condenado.
Fuente: EL Mundo

Laura dijo...

Y lo que está por venir, Rafa. Ya iba siendo hora de que estos estamentos tan poderosos y tan protegidos antaño reciban su merecido por tantas y tantas aberraciones cometidas al amparo de la justicia, de las dictaduras y del silencio de muchos cómplices a los que, al menos, se les deberían enrojecer las mejillas.

A mí me encantó Cinco horas con Mario, pero no he leído El hereje y tengo ganas porque me habéis hablado muy bien de él.

Saludos

Álvaro Dorian Grey dijo...

Es agradable ver que no soy el único que piensa que va al revés de la gente... ¿o iremos al derecho???
saludos y salud, sin ironías