Seguidores

domingo, 1 de diciembre de 2013

Y por qué volver

¿Por qué volver?

Porque hacía mucho tiempo.
Por los reencuentros.
Por una iniciativa que te mueve, te excita, te despierta del letargo.


Esta chica trenzada sigue siendo la misma pues es y siempre fue un personaje. La persona que se esconde tras él soy yo, Laura.  Esto me pilla muy en frío y no por el mes en el que nos encontramos, ni por el temporal de nieve. Estoy fría porque hace tiempo que no escribo. Últimamente, dedico mi vida a ser madre, pero ésa no es la excusa. o más bien, sí es la excusa, pero no la razón. Dejé este blog y abrí otro con el que abarcaba una variedad de temas más amplia. También dejé de publicar en él. Hubo un momento en el que era tanta la cantidad de temas sobre los que me hubiera gustado publicar que no podía abarcarlos todos. La parte imaginativa y más literaria de mi mente seguía volando e inventando historias al tiempo que el mundo, cada día, se hacía un poco más feo, más injusto y más triste. Todo era demasiado: el miedo a repetir ideas, a resultar pedante en ocasiones o eternamente cabreada en otras (amargada hubiera sido más exacto). Todo ello me hizo plantearme una cuestión muy sencilla. ¿Por qué seguir? No era una obligación. Y lo dejé sin pensármelo más.

¿Por qué volver? 

Porque algún día había que hacerlo y a mí esto de que me muevan y me reten, me gusta. Hoy no vuelvo sólo yo. Vuelven otros como Brujaroja  y Cecilia. Otros ya habían vuelto hace tiempo, como Anabel y hay muchos que no lo han dejado nunca, ¿verdad, Marcelo? En este barco hay pasajeros a los que no conozco pero esto es un red, social, que posiblemente se haya visto sustituida en gran medida por otras que lanzan las ideas y las noticias más rápido y que nos siguen reuniendo después de los años. Al final estamos continuamente leyendo y escribiendo en cortos periodos de tiempo, con 140 caracteres. Pero este ratito sentada frente a la pantalla de, ¡oh cielos! el ordenador, ha estado bien, ha sido reconfortante y ha traído a mi mente recuerdos muy gratos.

Gracias a Laura, por emprender esta aventurilla y llevarnos contigo en la mochila. 

7 comentarios:

Brujaroja dijo...

Chica de la trenza pelirroja! Es tan bueno leerte y saberte. Puede que no estén los blogs, pero está la vida, y siempre encontraremos caminos para los reencuentros, para las vueltas, para abrazarnos, para compartir. Muchos besos!

Marcelo dijo...

Hola Laura!!! Qué bueno que estemos aquí! Porque aunque seamos amigos en FB y sé de las cosas buenas que le pasan a Laura, para mí siempre serás la chica de la trenza pelirroja.
Un abrazo!

Álvaro Dorian Grey dijo...

Maravilloso es entrar y ver/leer a cada uno y cada una de aquellos viejos blogs. Miles de abrazos.
Salud y abrazos

gloria dijo...

Cómo he disfrutado hoy. Al principio me ha costado mucho, la torpeza me invadía, la verdad, pero no estaba sola, no era sólo para mí, era para volver todos de la mano. Gracias, Laura.
Un abrazo!

Markos dijo...

Es un placer leerte y recordar otras lecturas que nos hicieron pasar un rato agradable.
Eso siempre estará ahí...

Ferragus dijo...

Qué grata sorpresa ver tus letras nuevamente. Un abrazo y mi amistad, Laura.

Laura dijo...

Ferragus, Álvaro, vosotros habéis seguido y siempre me encontráis por donde aparezca, qué maravilla.

Laura, Marcelo, Gloria, seguid animándoos para que esto cobre vida de nuevo. No lo dejemos en un post.

Markos, como siempre, tu comentario y tu amor están ahí.

Para todos mi cariño y un abrazo.