Seguidores

lunes, 5 de mayo de 2008

Por bandera

Que es mi barco mi tesoro
que es mi dios la libertad
mi ley, la fuerza y el viento
mi única patria, la mar
(José de Espronceda. La canción del pirata)

El Real Madrid ha ganado la liga. Felicidades a sus socios, a sus seguidores y a sus simpatizantes. ¿O debería decir felicidades a todos los españoles?
Inevitablemente una se tiene que comer al Madrid con patatas siempre que se sienta a ver un programa de deportes o el espacio dedicado a tal uso de algún otro programa. Porque no importa que otros hayan realizado importantes hazañas europeas o nacionales, o que en otros deportes se logren cosas interesantes para el deporte español; si el Madrid ha entrenado en Valdebebas esa mañana, ya tenemos los diez primeros minutos copados de camisetas blancas.
Pero esto era sólo una mini-denuncia que quería hacer cuando lo cierto es que yo he venido aquí a hablar de banderas y de los problemas que los madridistas (entre otros) tienen para darse cuenta de que no son sólo suyas.
Según la RAE, la bandera es la tela de forma comúnmente rectangular, que se asegura por uno de sus lados a un asta o a una driza y se emplea como enseña o señal de una nación, una ciudad o una institución. Si lo que estos caballeros (los jugadores, digo) y sus aficionados celebran es su victoria como institución, equipo o club que son, ¿por qué hacerlo con la bandera de todos los españoles? ¿Es que no pueden usar la bandera del club que les representa única y exclusivamente a ellos sin necesidad de ofendernos a los demás?
No es que sea yo sospechosa de venerar la bandera española pero estoy ya un poco cansada de soportar que se adueñen de ella ciertos sectores de éste, nuestro país, cuando celebran festejos relacionados con instituciones privadas. Lo único que consiguen es que si una persona, a pesar de ser española, ve la bandera siempre manipulada por los peperos y los madridistas, al final si no es ni una cosa ni la otra, pase de la enseña y, además la acabe odiando.
Al final, lo que le ocurre a esa persona es que se hace un lío. Cuando juega la selección y saca la bandera de España para animar... parece que es del Madrid. Cuando dice que es española y se siente orgullosa de ello... parece que es del PP.
Pues no sé si padezco una extraña crisis de identidad pero yo soy española y me siento representada por la bandera española en el ámbito institucional (no personal, ni sentimental) pero no soy del PP y en el fútbol no soy del Madrid. Soy del Racing, que lo está haciendo de maravilla ¡Aupa!

6 comentarios:

Marcos dijo...

Totalmente de acuerdo con los comentarios hechos por la chica de la trenza pelirroja. Basta ya de apropiación de la enseña nacional por aprte de ciertos grupos de la sociedad. Además son siempre los mismos. Cada cosa es lo que es y punto.

Aupa Racing, rumbo a Europa!!!

ricard dijo...

Han pasado demasiadas cosas y aun demasiado recientes en este pais para que asumamos que la bandera es de todos. Confundimos patriotismo con fascismo. El problema es que el fascista es tanto el que coloca un aguila en la bandera como el que la quema. Los fascismos están en los extremos. Y nosotros en medio, sobreviviendo. AUPA RACING! VISCA EL BARÇA!

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo. Fuera los fascistas y apropiadores de banderas.

Javi dijo...

Creo que lo he dicho ya en algún post en mi blog, que para mí una bandera no es es más que un trozo de trapo....
No sé como la gente le puede dar tanta importancia, en fin...
Lo positivo de este año, es que almenos no han destrozado Madrid con la celebración como viene siendo habitual por los más radicales.
un abrazo
-javi-

POQUITO dijo...

Banderas, banderines, banderolas....¡¡BANDIDOS!!

POQUITO dijo...

¡¡RICARD!! :
Vaya "faena" que nos ha hecho el BARÇA a los del Racing por "dejarse perder" con el Mallorca... ahora asufrirrrrr
slds.