Seguidores

domingo, 22 de junio de 2008

Hoy es domingo


Hoy es domingo. El domingo pasa por ser uno de los días más raros de la semana. Es un día festivo que en países como el nuestro cierra las puertas de comercios y abre las de los bares y restaurantes. Mucha gente dice que es un día proclive al bajón de moral porque se avecina un fatídico lunes y con él una nueva semana laboral (another manic Monday, como dice la canción). Muchos otros, por su parte, lo ven como un día de disfrute y ocio, de tranquilidad y compañía familiar. La percepción de un día de la semana, en definitiva es tan relativa como lo es el tiempo o el espacio, como lo son la mayoría de las cosas que nos rodean. La vida cambia constantemente y hay miles de personas que madrugan para trabajar un domingo tras otro y que permiten que los que descansan dispongan de un periódico para leer, de un menú para comer, de una película para ver, de un médico para curar... ¿O es que acaso no nos ponemos enfermos los domingos?
La vida, como decía, es un constante movimiento de horarios y calendarios. Hoy el domingo es tu día oficial de resaca y siesta permanente, consecuencia del sábado noche y mañana se convierte en un día ocupado y lleno de tareas por cumplir. Por estas fechas hay domingos de estudio para universitarios y sufridos opositores que no ven nunca llegar el fin de su calvario estudiantil. Por estas fechas hay domingos de regeneración de cuerpo y espíritu para aquellos que deciden dar un cambio a su vida, aunque sospechen que no va a durar mucho.
Lo bueno es y será siempre la relatividad de las cosas. Las diferencias entre nosotros es lo que nos hace ser especiales. La concepción subjetiva de un día de la semana, de un punto del calendario que aparece marcado en rojo, es lo que hace a este día ser un día especial, que no deja indiferente a nadie.
Feliz domingo para todos, sea como sea. Y feliz comienzo de semana. Como la mayoría seréis de los que os deprime el domingo porque os horroriza el lunes, os dejo el vídeo de la canción Manic Monday de Bangles. Que lo disfrutéis.



14 comentarios:

begoyrafa dijo...

A mí me gustan los domingos. Levantarme temprano, leer los periódicos, ir a por pasteles para que desayunen mis niñas, pasar la tarde vagueando, entrar en blogas como este sin prisas...

brujaroja dijo...

Ay, qué gracia la foto. El otro día la colgó mi hijo en su blog, esa misma, y me pareció muy divertida.
Los domingos tienen dos partes muy diferentes. Las mañanas son maravillosas: madrugar, ver la playa desierta, desayunar con calma... Después, la tarde empieza a teñirse de melancolía.
Feliz lunes para ti y muchos besos

Cecilia Alameda dijo...

Las tardes de domingo se tiñen de melancolía, no sólo por la llegada del lunes, también porque son proclives al recuerdo, a la añoranza. Lo tengo comprobado: lo he leído en algunos textos. A los escritores les gusta referirse a los domingos por la tarde, por alguna razón será.

Marcelo dijo...

Coincido con las tardes de domingo descriptas por Brujaroja y Cecila. Todo va óptimo hasta el atardecer...De ahí en más, gana la melancolía.
Un saludo

Miriam dijo...

Buena semana para ti también Laura!
Besos

Ricard dijo...

Las semanas deberían tener 7 domingos...
Yo odio el domingo por la tarde, cuando se pone el sol. Es deprimente.

Feliz Lunes!!!
R.

Marcos dijo...

Como me gusta ser optimista diré que el domingo no es un día para agobiarse ni ponerse triste porque llega el tan temido lunes, hay que pensar en el tiempo que queda para hacer muchas cosas (si se organiza uno bien) y en las cosas que ya se han hecho en el otro día de fin de semana.

Y para los que ésto no les consuele, simpre queda el calendario anglosajón, que como empieza en domingo, se puede pensar que uno empieza y acaba la semana con día sin tener que trabajar y también ayuda, o eso creo...

angela dijo...

Yo creo que los domingos son muy diferentes, cada cual los ve a su manera .Personalmente prefiero las tardes de los sábados porque siempre me las dedico en cambio, las del domingo son más familiares, menos solitarias..Te deseo que la semana que comienza sea de tu agrado.Un saludo de Angela

Javi dijo...

Hola Laura!!

Yo creo que influye mucho la época del año en que nos encontremos, en verano te tomas los domingos de otra forma, mientras que en invierno se te hacen eternos y parecen que no acaben nunca...

besos

-javi-

Laura dijo...

Lo que yo decía, que la mayoría os ponéis tristones los domingos por la tarde. Qué cosa, ¿no? Sería mejor disfrutarlo hasta el último momento y en lugar de eso, nos deprimimos ante lo que se avecina.
Sin embargo, la mañana parece resultar muy diferente. Rafa, lo de los pasteles me recuerda a cuando era pequeña y los domingos mi padre se levantaba para traernos cosas para desayunar. ¡Qué tierno!
Marcos, lo del calendario anglosajón no cuela. Experiencia propia.

LUISA dijo...

Hola!!! A mí me gusta el domingo y los lunes estoy cargada de energia, que va disminuyendo, llegando al viernes hecha una patata. Ya sé que no es lo habitual pero a mi me pasa y me gusta.
Salu2 desde el Sur
Luisa

Xini dijo...

Yo que se lo que es trabajar durante unos cuantos años los domingos os diré que para mí era un día más, en el que como bien decís mientras los amigos se dedicaban a estar tirados en el sofá recuperándose de un duro sábado, yo tenía que currar. Pero hay llegaba el lunes que era para mí mi domingo, e incluso mucho mejor, ya que los establecimientos(tiendas y demás) estaban abiertos. Pero ahora que se lo que NO es trabajar un domingo, intento disfrutarle a tope, sin pensar lo que vendrá al día siguiente. Los lunes no me disgustan, simplemente hay que cogerlos con mucha mucha energía.
Buena semana para todos.

Laura dijo...

Por problemas técnicos, he tenido que cambiar el vídeo, pero yo creo que ha mejorado, porque ésta es una versión acústica de la canción.
Bienvenida Luisa, espero que nos veamos por aquí.
Xini, así me gusta, los lunes con energía. Tú inspiraste la parte del post que se refiere tener a trabajar los domingos.
A ver si este vídeo no caduca como el anterior...

Allie dijo...

Hola!!

Yo soy de las que los domingos me levanto tarde y estoy deprimida porque se acerca el odiado lunes......

Pero bueno, nos vamos acostumbrando, porque no queda mas remedio; y con el tiempo las salidas de los sábados se cambiarán por el disfrute de los domingos.

Es ley de vida no???

Buena semana a todos, que estamos llegando ya al ecuador y en nada vuelve el tan ansiado fin de semana

Saludos.