Seguidores

sábado, 13 de diciembre de 2008

Lambada

"¿Bailas?"

Poco sabía él que la perdición se escondía detrás de la insinuante mano tendida que le invitaba a salir a la pista.
Corría el año 89. Jorge sabía bien que en aquel club sólo se podían hacer dos cosas: bailar o ver cómo los demás bailan.
Bebió un sorbo de su copa de Bourbon. Miró a su alrededor. Esa noche El Vesuvio estaba más lleno que nunca. Apenas había un hueco en la pista pero la tentación de ceder a la petición era más fuerte que su miedo escénico y la torpeza física que le caracterizaba.

"No sé" Respondió finalmente.
"¿No sabes?"

Si al menos lo único interesante de aquella mujer fuese su mano tentadora, sus dedos largos y finos, de carne bronceada... Pero no, sus sonrientes labios teñidos de carmín rojo intenso eran aún más tentadores que su ofrendosa mano.

"Puedo enseñarte..."
Hasta entonces, Jorge no había percibido su acento aportuguesado.
"¿Quieres probar?"

Jorge estaba perdido. Sus manos, sus labios, su acento y, para colmo su escote, eran más fuertes que los dos pies izquierdos de nuestro amigo.
¿Sería portuguesa? ¿O brasileña?
La música se detuvo y el club esperó silencioso y quieto a la siguiente pista. Los primeros acordes comenzaban a sonar. En ocho años acudiendo a ese antro para ver bailar mientras tomaba una copa de Bourbon, Jorge nunca había oído algo igual. Caminó hacia el centro de la pista de la mano de aquella sinuosa dama. Ella, delante de él, se abría paso entre la muchedumbre. Lo tenía claro. Las caderas de aquella mujer no merecían el rechazo de un torpe mirón de bar.
Jorge quiso mascullar una frase y ella le calló posando su dedo índice en los labios.

"Agárrate fuerte a mí y déjate llevar"



Definitivamente, era brasileña.

15 comentarios:

Marcelo dijo...

Era brasileña. Definitivamente.

Marcos dijo...

Por la canción va a ser que si, era brasileña, jeje.

Vaya canción más mítica, a mi por la edad me suena de pasada, pero algo si y está bien.

A bailar!!!!...

Dara Scully dijo...

Y bailaron hasta que se les enfrió la sangre.



Miau

Roberto dijo...

Pufff si me pasa algo así, querria quedarme para siempre en su regazo, en su contoneo!

un beso

SELMA dijo...

Me han entrado unas ganas irresistibles de.... sol, playa y de bailar.... Oh la, la.....
Y shhhhhhh lo he hecho!

Una confesión ... me gusta también muchísimo el baile de los empleados en Dirty dancing... Lo recuerdas?

Besinhos muitos!

manu dijo...

qué temazo!! si no bailas con ese tema..ppfff. yo también tengo dos izquierdos pero le pongo voluntad. como dice marcelo....brasilera hasta los huesos la señorita en cuestión...de esas que mueven la cadera sin caer en lo burdo.

salutes!

Ladrón de Guevara dijo...

Bonito escrito...


Un saludo.

Xini dijo...

Uf!!! Esta canción ha abierto mi baúl de recuerdos de cuando mis clases de danza en el cole, je,je.

Todavía me acuerdo del empeño que poníamos y la ilusión que nos hacía vestirnos con la minifalda de vuelo para luego representarlo delante de todos los padres.

La verdad que este post, con la que está cayendo, nos ha hecho entrar en calorcito, je,je.
Un besuco.

Oski dijo...

Esos maravillosos 80...pues nada a contonearse al ritmo de la música.

El Sábado disfrutaremos conjuntamente en Peumayent (alias Palacio de Congresos)de los acordes de Ismael. Fila 12.

Un abrazooo

Laura dijo...

Observo con alegría que este post ha calentado los fríos ánimos que teníamos, al menos los de la Península Ibérica...
Yo recuerdo vagamente que, cuando llegó la Lambado a España yo era un mico pero se me quedó grabada esa etiqueta de "El baile prohibido" porque se consideraba muy erótico. Lo cual me hace pensar que los niños se enteran de mucho más de lo que creemos.
Xini, haz memoria, que me tienes que enseñar. Pediremos una Coronita y que nos pongan la canción en algún bar...
El sábado a Peumayen, Oski. Yo estaré en la fila 16. Que se pase rápido la semana a buen ritmo de Lambada y un consejo: en estos fríos días, agárrense fuerte a quien deseen y dejénse llevar por el ritmo. Y si hace calorcito, ¡pues también!

Miriam dijo...

Algo pasa, o yo estoy muy sensible o todos se han conspirado en sus entradas para emocionarme. Creo que es lo primero...
Hermoso relato Lauri!! Claro que síiiiiiiiiiii, todos podemos bailar, y si nos dejamos llevar sentiremos algo maravilloso!!!!
Cuantas veces lo he dicho yo, he??
Que lindo relato, lo he vivido como si estuviera allí.
Y además luego me pones esa música que me pone la piel de gallina...
Todos me concocen y saben que soy rubia y muy blanca pero mi corazón es de raza negra! cuando escucho música brasilera, candombe, africana, mi piel cambia de color y mi corazón late fuerte, entro como en trance y allá voy a ser feliz danzando esta música desenfrenadanmente!!!
Gracias Lauri, me has traido recuerdos muy gratos.
Besos

Oski dijo...

Jejeje, pues coincidimos también en el inicio de gira, allá por el 24 de Noviembre de 2007.

Que vengan muchos más, a ver que sorpresas nos prepara para este Sábado.

Un abrazo.

begoyrafa dijo...

Me pongo en situación perfectamente porque yo también tengo dos pies izquierdos, pero ¿quién puede resistirse a unas caderas?
Un abrazo
Rafa

Alatriste dijo...

Si es por ti, sí que me dejo llevar. Pero te advierto que bailar no es lo mío. Me quedé con ganas de más y volví. Un besazo.

Allie dijo...

Hola!!

Algo tarde, pero aún llego a tiempo, no?

Pues como te pasa a ti Lau, yo tb era un mico cuando sonaba está canción, pero cuando la escucho, no se que me pasa, que me apetece bailar y bailar... Aunque no se me da muy bien, se hace lo que se puede, jejeje.

Y como a Selma me encanta tb el baile de "Dirty Dancing",
he visto la peli muchas veces y siempre pienso que me tenía que haber dedicado a bailar, pero es una pena que el baile no sea una de mis mejores virtudes, jejeje.

Me ha encantado tu post, siempre me hacen pensar y muchas veces me recuerdan cosas hermosas ya medio olvidadas.

Además con este tiempo tan lluvioso y frío si que se me han calentado un poco los ánimos. Gracias.

Besotes.