Seguidores

viernes, 18 de septiembre de 2009

Mujer hoy

En vista de que el otoño ya se siente en la temperatura y la duración de los días, esta remolona chica trenzada ha de ponerse las pilas y comenzar a escribir con más regularidad, que se está mostrando muy perezosa últimamente y ya hay voces que, emulando al mítico Lázaro, le piden que se levante y ande. El problema es que arrancar es difícil y la inspiración debe de haberse ido a un clima más tropical porque todavía no siente que el frío ya cala por las noches y que las gafas de sol están perdiendo posiciones en favor de un paraguas que gotea cada vez más. Por eso, la vuelta está siendo dura, escalonada y lenta, muy lenta. Sospechosamente lenta ya que casi casi me ha empezado a preocupar que la pelirroja no se haya puesto manos a la obra de una vez y publique con la regularidad esperada. Bueno, esperemos que poco a poco nos vayamos poniendo en forma y la actualidad comience a regalarnos imágenes de esas que a una le dan ganas de escribir, como la que a continuación podéis ver:



Se trata de la tenista Kim Clijsters, que la semana pasada se proclamaba ganadora del US Open y que llamaba mi atención y la de los medios porque lo celebró en la pista en compañía de su hija, Jada, que posaba pizpireta junto a su orgullosa mamá. La tenista ha estado retirada por un periodo de dos años, en el cual fue madre y perdió un lugar en el ranking de la ATP, que ha recuperado con el primer puesto tras la victoria es este prestigioso torneo.


Para mí este acontecimiento tiene una lectura mucho más profunda que la meramente deportiva. Esta mujer representa a muchas mujeres de su generación (y de otras anteriores que lo tuvieron incluso más complicado) que demuestran que compatibilizar la vida personal y la laboral no es fácil, que por intentar ser una buena profesional y una buena madre reciben críticas de sus compañeros, de sus familiares y, lo peor, que acaban sintiéndose culpables y renuncian a una de las dos facetas por desarrollarse plenamente en la otra, creyendo imposible el reto de afrontar ambas.


El caso que nos sirve de trampolín para tratar esta temática, el de Clijsters, lo protagoniza una deportista, con lo que el nivel de incompatibilidad entre el embarazo y el desarrollo profesional aumenta y abre un debate paralelo a ese otro debate social que nos traemos entre manos.

Los tiempos han cambiado y pocas son las mujeres que desean o eligen dedicarse al cuidado de la casa y de los hijos en exclusiva. Es más, ésta ya no es tanto una cuestión de desear o de escoger, sino una obligación por tener éstas una formación académica superior a la de antaño, unas inquietudes profesionales que poner en práctica y una necesidad moral y práctica de aportar dinero a la unidad familiar.
En un tiempo en el que las tareas del hogar tienden a ser compartidas entre hombres y mujeres, en el que hay muchas parejas formadas por personas del mismo sexo, en el que la vida profesional con sus ventajas e inconvenientes atañe a ambas partes, es la naturaleza la que nos recuerda que en cuestión de embarazos, las mujeres tenemos la exclusividad. Que parimos, que damos de mamar a nuestros bebés y que -y esto no es exclusivo pero empiezo a creer que sí es genérico-, llevamos el peso de la crianza, de la educación y del bienestar de nuestros hijos. Con esto no pretendo polemizar ni comenzar un debate al estilo "quién pone más", más bien me limito a transmitir un sentir muy extendido entre las mujeres. Muchas, incluso, llegan a afirmar que la mujer está actualmente más explotada que antes porque ha de ocuparse igualmente del hogar y de los hijos además de salir a trabajar fuera de casa.


Aprovecho pues, para pedir vuestra opinión al respecto de este tema del que parece inevitable hablar sin parecer sexista, opinar sin encontrarte con una polémica y que, sin duda, da aún mucho juego para el intercambio de visiones y experiencias.
Como veis, La chica de la trenza pelirroja no sólo vuelve poco a poco, sino que encima os pone deberes...

19 comentarios:

angela dijo...

Laura, llevas razón en todo lo que dices, nosotras tenemos que servir para todo y encima ser perfectas en todo lo que hacemos....Creo que aún nos falta mucho para subir más alto aunque demostrar lo estamos demostrando y además podemos.Gracias por tu comentario en mi blog.¡Bienvenida! lenta pero, firme.Que tengas un estupendo fin de semana.Un saludo.Angela

Ryoga dijo...

para mi Kim Clijsters merece muchisimos aplausos,es muy grande lo que ha conseguido.
es verdad lo que dices de que es dificil compaginar vida laboral y familiar y sobre todo en el caso de las mujeres,que son las que más atienden a los hijos cuando son peques.esto es injusto y yo cuando me case no quiero que mi mujer se siento explotada,ya bastante dificil es criar un hijo como para añadir más cargas todavia.no se cuando me llegara el momento de tener hijos y enfrentarme a estos problemas,de momento es una cosa que veo lejana.

ANABEL dijo...

Parafraseando a Cálico Electrónico, diré que ser un su superheroe no es fácil, ser madre... tampoco.
Yo no sé lo que es tener un niño, porque tuve dos de golpe, y claro, para mí estos años son muy intensos. Es complicado compatibilizar trabajo y cuidado de los hijos tanto para hombres como para mujeres, pero alguien tiene que hacerlo. Conozco parejas en las que los hombres han tomado una temporada de excedencia. Por nuestro trabjo, ni mi marido ni yo podemos hacerlo. Yo he preferido reducir mi jornada laboral y consecuentemente mis ingresos y expectativas. Tampoco lo considero un sacrificio extremo, ni mucho menos. Cuidándolas soy mucho más feliz que trabajando. Posiblemente si mi trabajo me resultara más gratificante no hablaría así. El caso es que le doy tres olés a la tenista, y aprovecho para agradecer a todos los que me han ayudado en estos casi tres años de existencia. Porque ser madre de gemelos es muy muy divertido, y muy duro(físicamente hablando).
Por otro lado, y en lo que referente a las tareas domésticas, nosotros las compartimos. Mi marido no me ayuda, las comparte porque sabe que son cosa de dos. De todas formas, hay una persona que nos limpia a fondo la casa un par de veces en semana y cualquier ayuda es agradecida por esta pareja.
Besos

Marcelo dijo...

A mi me resulta un alivio que no se espere tantas respuestas "machas" de nuestra parte. Y yo intento hacer lo mismo con las respuestas hembras...
Un beso y bienvenida!

Selma dijo...

Dicho por mi Psicólogo " Queréis ser superwomen por eso tenéis stress y depres.. " ¿Hace falta deciros que no volví a la consulta?...

Ha vuelto con fuerzas, Laura, yo en cambio no volveré a la Jaima hasta finales de Diciembre, no puedo con todoooo!

Besitos, muchos y sigue!! Vendré a visitarte, eso si, podré..

antonio dijo...

hola, te devuelvo la visita con mucho gusto. Leo tu blog de abajo a arriba y me parece interesantante. Veo tambien que tienes un enlace de Red progesista, y por mas que lo intento no encuentro un ápice del mismo en los que he visitado.
Intentaré visitarte.
Gracias por tu visita.
Saludos incrédulos.

Ladrón de Guevara dijo...

No estoy estas semana muy conectado a estos lugares virtuales, pero espero poder seguir leyéndote.

Si no puedo mucho, te mando un abrazo que valga por muchos días.

Cuídate.

Laura dijo...

Propongo que Anabel se pase por la consulta del psicólogo de Selma y le enseñe a los dos soles que tiene por hijas para demostrarle que las superheroínas existen y además están orgullosas de serlo, y no deprimidas por serlo.

Por otra parte, estoy cada día más segura de que para obtener el diagnóstico más justo y directo, el mejor terapeuta es Marcelo, que siempre tiene una frase sintéticamente acertada.

Ángela, por supuesto que podemos, aunque aún no nos hayamos enfrentado a ello, ni tengamos intenciones cercanas de hacerlo, como nos pasa a Ryoga y a mí.
Ladrón, que te lleguen mis abrazos a donde te encuentres.

Antonio, no entiendo tu comentario muy bien y siempre tengo al sensación de que de una vez para otra no recuerdas que ya habías pasado anteriormente por aquí. Si te fijas en los comentarios que me has dejado, lo verás, pero no importa, será que hay muchos blogs que visitar y muchos de ellos se parecen entre sí. Ah, y lo de la Red Progresista, es un enlace, no pertenezco a ella, pero la publicito para que se acceda con facilidad a blogs que sí están en ella y que pueden tener contenidos interesantes.Creo que no me comprometí en ningún sitio a escribir de manera progresista, si es que hay una manera de hacerlo.

¡Un saludo afectuoso a tod@s y gracias por hacer los deberes!

Marcos dijo...

Lo primero darte ánimos para que el comienzo de la rutina postverano sea poco traumáitca y con ello vuelvas a deleitarnos con tus escritos.

Por otro lado, respecto al tema que nos ocupa, la verdad que esa situación de tener que ser gran madre y mejor trabajadora, es una gran dificultad, que me lleva a pensar que hay que ser un poco SuperWoman en esta vida para poder hacer todas estas cosas y bien.

Aunque también hay que señalar que cada día hay más SuperMan de verdad y no de los de antes, que ayudan formando un equipo para que esa realidad sea la esperada y deseada.

Anónimo dijo...

Es un gusto volver a leerte. Bienvenida de nuevo al mundo de los blogs.

Es quizá un ejemplo relevante lo de la tenista, pero en el día a día hay muchos más.

Espero seguir leyendo tus relatos.

Álvaro Dorian Grey dijo...

Efectivamente se han dado pasos, pequeños pero, al fin y al cabo, pasos. A una mujer se le pide o, mejor dicho, se le exige, que sea igual que un hombre y que haga las funciones de la mujer... superwoman vamos. El hombre también está cambiando y ya no se ve a la mujer como su esclava, NI SOÑARLO. Tambien la mujer es más exigente y no se deja dominar como antes pero, aun falta mucho para esa igualdad tan deseada.
Esperemos que los tiempos cambien.
saludos y salud

Roberto dijo...

la mujer actual es cierto que tiene miles de inquietudes que debe y tiene que cumplir, y ha de compatiblizar con la maternidad...lo que está claro, y por mucho que digamos, a nivel general, los hombres no ayudamos mucho..el peso real de las tareas domésticas, incluido el cuidado de los enanos, recae en mayor medida en vosotras...y eso no es justo...

pero las alas las teneís que usar para volar...

un beso chica de la trenza pelirroja...tengo el mismo síndrome de pereza otoñal

Dara Scully dijo...

Yo soy de las que en casa tiene a madre curranta que además tiene que ocuparse después de su casa. Y cuando no está, es a la hija a la que le toca y al niño no le dicen nada (niño con sus diecinueve bien cumplidos). No sé como será en el resto de hogares, pero de lo que yo conozco, ella trabaja y luego le toca gran parte de la casa, si no toda. Y tres cuartos de lo mismo con los críos. De todas maneras, si hemos evolucionado hasta donde estamos, es lógico pensar que llegará el día en que esto no sea así y las tareas se repartan equitativamente. Espero.


un miau de regreso, pelirroja

Miriam dijo...

Hay momentos para cada cosa, y parejas para cada idea... Solo hay que encontrarla...
Mucho tiempo dejé de hacer lo que amaba (profesionalmente) para dedicarme a mi hija. Pero nunca abandoné mis sueños, solo los dejé dormiditos y los desperté apenas pude.
Esa imagen me recordó el último viernes cuando, al asomarme a saludar luego de la función, allí estaba mi Maqui gritando, ESA ES MI MAMA!! MAMA QUE LINDA ESTAS!! ESTUVISTE GENIAL!!!! y me abrazaba y me besaba y yo no tuve mas ojos que para ella y para mi marido que me miraba con los ojos llorosos diciendome que estuve maravillosa. Él que se quedó durante meses, sábado y domingo con mi niña para que yo pudiera ensayar...
Se puede, claro que se puede, hay que encontrar con quien y saber que el mejor legado que uno puede dejarle a sus hijos es hacer lo que uno ama, no abandonar los sueños, porque ellos eso lo graban en su disco rígido y luego accionan en consecuencia.
BEsos linda!!

Laura dijo...

¡Gracias chic@s!

Es un placer volver a escribir y recibir tantas respuestas, tantas opiniones, visiones y experiencias diferentes que tienen algo en común: el optimismo y la esperanza como mensajes.

Así da gusto ponerse delante del monitor.

Besos miles.

El lector anónimo dijo...

Mi enhorabuena a la chica de la trenza pelirroja por el regreso tras las vacaciones. Con tanta energía y buena pluma, como nos tiene acostumbrados.
Bonita historia la de Miriam.

Javi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Javi dijo...

Buenas Laura!!

En mi opinión yo creo que ya hoy en día quedan pocas mujeres que quieran dedicarse sólo al cuidado de la casa y de los niños...

Yo pienso que hoy en día y tal y como están los tiempos, pocas mujeres tienen la opción de elegir, ya que si no con el sueldo del marido es imposible llegar a fin de mes...

Un beso

-javi-

Laura dijo...

He pasado a revisar los ejercicios y he de decir que os habéis portado muy bien.
Tomo nota, para la evaluación.

Saludos!