Seguidores

martes, 8 de diciembre de 2009

Popurrí

La entrada en el mes que despide este tumultuoso 2009, nos deja nuevas perlitas en lo político-social de las que hablar. Llevo días perfilando posibles publicaciones en mi cabeza a medida que se suceden los aconteciminetos, pero la falta de tiempo (y de ganas, la verdad) y la acumulación de opiniones que escucho, me han conducido a escribir de todo un poco con la quietud que me ha dado el largo fin de semana.

Lo cierto es que los temas más controvertidos de la última semana son casualmente (o no) temas sobre los que ya he hablado por separado anteriormente. El tema de los derechos de autor, de imagen, de legalidad de descargas y publicaciones, digamos que se veía venir de lejos y que, finalmente, ha dejado al descubierto los planes que desde el principio de su mandato lleva tramando la Ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde. Lo que es incoherente de todo este asunto es que Zapatero lo sabía igual que lo sabíamos nosotros, la colocó en el puesto sabiéndolo y ahora la desautoriza porque se huele la polémica y quiere salvar el pellejo aunque sólo sea en este asunto, ya que últimamente su imagen no es que sea, ni con mucho, la de la anterior legislatura.
Un último apunte me gustaría añadir a este asunto. La red está cobrando una importancia mayúscula en las relaciones sociales y las nuevas plataformas han creado vínculos entre internautas que yo creo que han de tomarse en consideración. Por esa razón, una manifestación llevada a cabo desde los blogs o desde cualquier tipo de red social, debería tenerse en cuenta y deberíamos ir planteándonos que las manifestaciones de este nuevo siglo tal vez no se realicen en la calle, tras una pancarta, sino en la red, tras una platafirma virtual. Evidentemente, sin perder las formas, que al que le citen para ir a dialogar a Moncloa no publique en directo lo que allí sucede, que eso ya es pasarse...

Post que trató este tema publicado hace un año.

Para abordar la siguiente polémica,la de los crucifijos, me he inspirado en un telegrama Miguel Ángel Aguilar en su sección "Telegrama" de Hora 14 en la Cadena Ser. No me ha sido posible obtenerlo en la web de la emisora, pero lo intentaré añadir en los próximos días.
Sin mucho más que añadir sobre este tema a lo que ya he dico en otras ocasiones, pido una vez más que la Escuela Pública española se declare laica y prescinda de elementos religiosos en sus aulas y elimine sus clases de religión católica, ya que no representan éstos al colectivo de alumnos que tienen derecho estudiar en ella. Opcional es, pues, estudiar en centros privados de índole religiosa que acuden a estos símbolos porque forman parte de su proyecto educativo. En entredicho queda el papel de la Escuela Concertada (muy numerosa en Cantabria, escándalosamente numerosa en comunidades como Madrid) que, al financiarse casi en su totalidad con fondos públicos, debería en parte deberse a ellos y acatar las normas dictadas por el que les financia y no caminar siempre en esa cuerda de equilibrista que recorren con tanto arte.

Post dedicado al asunto de la religión en las aulas.

Por último, y este asunto está ahora en un momento muy crítico, quería comentar acerca de la activista saharaui Aminatu Haidar. No voy a entrar a valorar si la actuación de esta buena mujer ha sido la más correcta o la más polémica o, simplemente, la única que ella concibe. Lo que sí es cierto es que es una luchadora y que, como todas las de su especie, llevan su sacrificio a límites vitales y nos hacen pensar en lo cobardes y egoístas que son nuestros propios actos en muchas ocasiones. A la luz de este acontecimiento, conviene recordar que el gobierno de Zapatero se comprometió a afrontar el problema del Sahara Occidental, aludiendo a la responsabilidad histórica que España tiene sobre este territorio. Sin embargo, a la hora de la verdad, el propio Zapatero ha antepuesto sus relaciones con Marruecos (país con el que se comparten fronteras y cuya cercanía geográfica implica la responsabilidad de mantener buenas relaciones diplómáticas) y ha dejado de lado a un pueblo que reclama justicia desde hace décadas.

Post
en el que se abordó esta cuestión en mayo de 2008.


7 comentarios:

El músico helado dijo...

Grandes temas y muy polemicos, yo creo que el tema del crucifijos se solucionara pero el de Aminatu Haidar... traera mucha cola!

Un besote ;-)

Ryoga dijo...

el tema de internet y lo que quiere hacer la ministra Sinde es muy polemico.creo que se debe hacer caso a los internautas y entre todos lograr una solución que beneficie a todos,lo que no pueden es imponer algo sin tener en cuenta todas las opiniones

con lo de quitar los crucifijos estoy de acuerdo y el tema de la activista saharaui no lo he seguido mucho pero espero que todo acabe bien y no tenga que poner su vida en peligro por una protesta

Alatriste dijo...

Gracias por felicitarme en mi aniversario. Gracias por leerme. Me hizo mucha ilusión verte por mi desván para la fiesta. Je, je, je. Gracias también por intercambiar palabras conmigo. Es algo bonito. Espero que estés genial y que ya estés con los preparativos de la Navidad. Toca pasarlo bien, ¿no? Un abrazo y que esta amistad no se detenga nunca. Te deseo lo mejor. Hasta pronto.

Roberto dijo...

sigues combativa y beligerante...me encanta.

Estoy de acuerdo contigo en casi todo. Y tengo una cosa clara, defender el laicismo en el ámbito público cueste lo que cueste...

te guardaré el secreto y gracias por la frase...eres un encanto

un beso

Cecilia dijo...

Parece una utopía conseguir esa escuela laica que debería implantarse a estas alturas de nuestra historia. Se tiene mucho miedo a obispos y secuaces, a lo que dicen, a sus manifestaciones. Y eso que ¿a cuántos representan? Bautizados hay muchos pero ¿cuántos católicos practicantes hay en España? Deberían hacer un censo para averiguarlo.

¡Lo que les cuesta a unos padres que no quieren religión encontrar un colegio adecuado! Sobre todo en barrios donde no hay más colegios que unos públicos semi abandonados (hablo de Madrid, que conozco más) y la alternativa son concertados de religiosos e incluso de opus y sectas afines.

Rodolfo Serrano dijo...

Lo de los crucifijos no deja de ser sintomático de muchas de las actuaciones de este Gobierno: salida de pura sangre y frenada de burro.
Todavía hay un extraño temor y absurdo respeto hacia una religión que respeta muy pocoas cosas.

Álvaro Dorian Grey dijo...

Es la sinrazón vestida de política. Torres para mezquitas no, pero crucifijos sí.. es absurdo!!! No sé que tendrá la religión católica para ejercer tantísimo poder.
saludos y salud