Seguidores

martes, 27 de septiembre de 2011

Escribir


Escribir es desahogarse, es expresar, es sentir…Es muy difícil ordenar las ideas, filtrar y depurar los sentimientos y contar sólo lo que verdaderamente tiene sentido porque encontrarle sentido a toda la amalgama de detalles que cada día se presentan ante mí, a todas las noticias que cuentan los medios y a lo que me transmiten todas las personas que me hacen pensar o sentir, es complicado. Pero no es imposible y es, sin duda, muy satisfactorio.

El mundo parece haberse vuelto loco de repente y los poderes que nos dominan, especialmente los mercados, pretenden hacernos creer que nuestros derechos son dádivas que los estados le otorgan al pueblo cuando, en realidad, no son más que logros conseguidos por el propio pueblo. No nos confundamos, señoras y señores, no nos dejemos engañar. Si algo malo le puede suceder a un pueblo, a una sociedad es, precisamente, dejarse engañar. Dejarse engañar es como dejarse robar o maltratar. Es ser consciente del daño que se nos infringe y no hacer nada por evitarlo.

El mundo, que no es más que el lugar donde habitamos, está lleno de injusticias de las que somos, por quererlas ignorar, cómplices. Un niño palestino vuela una cometa que simboliza la libertad y la superación. La cometa, de fabricación casera,  representa un vuelo que tal vez nunca se produzca, el salto de un muro que tal vez nunca se derribe. No somos terroristas, dicen los niños de Gaza, hartos ya en su tierna infancia de que sentir que ésa es la imagen que se proyecta de su pueblo. Disgustados por no poder hacer nada por evitarlo, salvo esperar a que alguien que llegue de fuera y quiera escucharlos. Y aun así, ahí están las ganas de hacer justicia. Ahí está la incansable lucha de un pueblo oprimido y arruinado. Ahí reside la única fe en la que yo creo, que es la de luchar por la dignidad y por la libertad.

Un beso, solamente un beso, separa la boca de África de los labios de Europa. Liman Boicha. Poco más cabe decir tras leer este verso. En el Sahara Occidental hay poesía y sueños y cantos y sonrisas. También hay resentimiento y rencor, cómo no. Pero hay poesía y de su mano la solución, que demuestra que no es tan difícil. Que no es imposible juntar unos labios con otros en la más global de las demostraciones de afecto.
El mundo se ha vuelto loco. Alessio Rastani, agente de bolsa, afirma que sueña con otra recesión, pues las recesiones hacen que él y gente como él se enriquezcan.

Contra la poesía, la avaricia. Contra la libertad de los pueblos, la opresión de quien los domina. Esta claro quién gana ahora la batalla. ¿Permitiremos que siga siendo así? ¿No es la ciudadanía europea acaso un grupo de niños lanzando cometas que vuelan en busca de justicia y libertad? ¿No es cierto que no sólo no hemos solucionado históricas problemáticas sino que creamos cada día nuevas contiendas?

Escribir es desahogarse, es expresar, es sentir…Nadie dijo que escribiendo se pudiesen solucionar las cosas, pero se intenta.






10 comentarios:

Susana dijo...

Al leerte la frase de Liman Boicha no he podido evitar una sonrisa.... Este verano compré unas camisetas hechas por el Proyecto Bubisher (no sé si lo conocerás) y llevan justo esta frase.

Sobre el resto del texto, ¿qué puedo añadir? Poca cosa, la verdad.

Un abrazo, y sigue escribiendo.

Vagamundo dijo...

Escribir también es trasmitir ideas, y hacer que éstas circulen.
No lo han conseguido con las drogas, lo han conseguido con las tecnologías. Mantener a las masas agazapadas, abochornadas, asustadas, amenazadas y... desinformadas.
En la era de la información, ¡no sabemos nada!
Y África es una lanza apuntada al costado de Europa. Y China.
No quiero otra guerra mundial para que se pueda volver a empezar.

Laura dijo...

Susana, tengo una camiseta de Alouda con ese mensaje impreso y también la compré este verano, casualmente. Otra cosa en común ;)

Vagamundo, tienes mucha razón. Mis ejemplos son, tal vez, poca cosa con lo que hay por ahí...En fin.

Gracias miles.

Marcos dijo...

A veces escribir pensamos que no sirve para nada o que sirve para poco. Pero en este caso sirve para mucho, porque palabras como las escritas nos invitan a la reflexión sobre lo que sucede en el mundo actual.

Me ha gustado lo que has escrito y el simil que haces...

Ladrón de Guevara dijo...

Escribir nunca solucionó nada, pero si lo dejasemos de hacer, caería en el olvido todas las cosas que deben ser dichas, recordadas.

Escribi soluciona muchas cosas, entre ellas, la desidia, la pereza, y la desesperanza.

Cuídate, y gracias por escribir.

Laura dijo...

Desde luego, chicos. Escribir es para el que lo hace una necesidad, un desahogo y un analgésico contra muchos de los dolores que tenemos que soportar. Yo no soy de hacer yoga, así que algo tenía que hacer.

Gracias por comentar porque eso también es escribir, expresar y espantar fantasmas.

Heloise dijo...

Dice Vagamundo que en la era de la información no sabemos nada, yo creo que sabemos lo que quieren que sepamos, que las noticias se manipulan y pervierten en beneficio de los gobiernos de turno, ¡qué lástima! Las injusticias y los desmanes están a la orden del día, ¿qué podemos hacer? Informarnos cuanto más y abrir nuestras mentes y nuestros corazones a la verdad y a la justicia.

Heloise dijo...

Por cierto, me ha gustado muchísimo la frase de Liman Boicha, que no conocía.

Boris dijo...

Laura me encanta tu forma de escribir, sobre todo porque tienes algo que decir y sabes como hacerlo.

me ha gustado mucho algunas reflexiones que haces en en el post. me quedo con una frase "¿No es cierto que no sólo no hemos solucionado históricas problemáticas sino que creamos cada día nuevas contiendas?" esta frase es muy triste pero desgraciadamente es verdad, si es que cada vez vamos a peor

Álvaro Dorian Grey dijo...

¿Te imaginas que, en vez de armas en manos de marines hubiese libros escritos por ellos? Eso sí que sería un arma útil contra el odio y a favor de la paz
Escribir, que droga más buena