Seguidores

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Tristes días de noticias felices

Hoy es miércoles, 3 de diciembre de 2008. Hoy la lluvia azota los cristales de las ventanas que me separan de las cosas que suceden ahí fuera. Pero sin quererlo, aunque frunzo el ceño y me tapo los oídos y cierro los ojos... Miro y oigo, veo y escucho. Asesinatos a bocajarro, cifras espeluznantes de paro. Datos sobre la falta de tolerancia hacia colectivos (VIH-Sida, homosexuales, inmigrantes) que no se entienden en sociedades modernas y vanguardistas. Más lluvia en los cristales que provoca atascos kilométricos de almas que desean con urgencia el calor de sus hogares, o tal vez el de algún otro lugar donde lo encuentran, donde en otros tiempos lo encontraron.
Lluvia que golpea el cristal , azotada por el viento que hoy, un día que puede parecer triste, trae noticias felices. Hoy, en mitad del temporal, la lluvia cesa y el viento se detiene para no mojar ni hacer volar la carta que una Bruja dejó en mi buzón, llenando mi casa, otrora rodeada de húmedos cristales, de una alegría indescriptible que me recuerda que, cada día, sean cuales sean las noticias, he de celebrar la fortuna de querer y ser querida, de escuchar y ser escuchada, de tener cerca las manos amables de muchas personas con las que caminar por este sendero que es la vida.
Gracias Bruja. Con o sin escoba, tu magia vuela para posarse directamente en nuestros corazones.

11 comentarios:

Cecilia Alameda Sol dijo...

Buena forma, la música de Ismael, de conjurar los malos efectos de las noticias tristes. Parece que el frío del exterior se ha colado en algunos corazones, en los de quienes lloran a los que mueren antes de tiempo en un día nevado de diciembre, en los de quienes recuerdan a los ausentes o en los de quienes añoran el tiempo en que sus cuerpos tenían más energía.
Laura, aquí hay calidez, en esta casa tuya. Eso hace olvidarse de la lluvia.

manu dijo...

buena idea la de escribir cartitas de navidad. a mi abuela le llegan montones, postales....está bueno.

me gusta la idea, genera cercanía, un poco de alegría y mucho placer.

un beso

Ladrón de Guevara dijo...

debe ser que el frío a menudo recrudece las noticias, O por lo menos las pinta más grises delo normal.

Un saludo Laura.

begoyrafa dijo...

Los tristes días de lluvia son los mejores para recibir una carta como esa.
Un abrazo
Rafa

ANABEL dijo...

A mi también me llegó la postal y es preciosa. Me emocioné mucho.

Marcelo dijo...

A veces los pequeños milagros vienen sobre una escoba, y son suficientes para alegrar tu corazón.
Un beso

Miriam dijo...

Desgraciadamente uno no puede consolar y ayudar tanta injusticia, soledad, tristeza, que circula por el mundo, nuestro mundo.
Pero como dice Marcelo, los pequeños milagros como una carta debajo de la puerta nos hace retomar energías y seguir, haciendo lo que se puede.
Estos momentos del año traen estos sentimientos encontrados, la alegría de la amistad, la lágrima por la ausencia, en fin, es la vida misma.
Te envío un poquito de nuestro calor, primeros calorcitos de primavera casi llegando al verano.
Besos hermosa Laura

brujaroja dijo...

Me alegro muchísimo de que una cosa tan sencilla como un sobre y una tarjeta te haya hecho un pelín feliz...

Muchos besos,

gloria dijo...

La postal vino a salvarte.
Besos.

Marcos dijo...

La verdad que es un detalle sencillo y bonito...

Relatos dijo...

Es una de esas entradas que animan.
Me encantó el vídeo. La letra es hermosa.
Gracias.

Saludos,
Mariana