Seguidores

sábado, 7 de febrero de 2009

Mañana de sábado

Por estas tierras mías, que son las de Revilla, ese personaje cómico que todos los que veis la tele española conoceréis, ya tenemos muy asumido que el mes de febrero suele registrar las temperaturas más bajas, los temporales más asoladores y las más copiosas nevadas que, en históricas citas, han teñido de blanco las playas y los acantilados de nuestro litoral. Hoy es uno de esos días en los que una esperaba despertarse tarde y no hacer nada en toda la mañana pensando que afuera estaría soplando el gélido viento y estaría, por supuesto, la lluvia azotando las fachadas de los edificios que veo desde mi cuarto.
Mis pronósticos meteorológicos no se equivocaban en absoluto y al alba (con fuerte viento de levante, ja ja) el cielo ha escupido un granizo que mi oído, desobediente, se ha empeñado en escuchar caer y caer, hasta que he podido imaginar cómo empezaba a acumularse en las aceras, en el jardín que rodea mi edificio, en la empinada carretera que conduce a mi humilde morada… Y una vez metida en faena, he escuchado la tormenta de truenos que acompaña a toda granizada norteña que se precie y los primeros patinazos de los coches que intentan sin éxito coronar este pequeño puerto en el que vivo y que tan bien conocen los taxistas de la ciudad.
No sin antes acordarme del monitor del gimnasio que ayer me dio una paliza monumental de cycling , he desentumecido mis músculos para tener el valor suficiente de levantar la persiana, asomarme a esta fría mañana de febrero y comprobar que mi imaginación no me engañaba y que el granizo se estaba acumulando, que el cielo se contraía y despedía destellos de ese color morado eléctrico que tanto me gusta, y que un conductor aparcaba su coche contra la acera, incapaz de subir la cuesta después de tres o cuatro infructuosos acelerones.
Me he levantado, pues, con tormenta de granizo en mis cristales y tormenta política en los medios. Los periódicos digitales, las tertulias radiofónicas, todos hablan de políticos en apuros, de espionajes, de corrupción. No puedo evitar pensar que en su día fueron los socialistas los que se vieron envueltos en mil escándalos que, por descontado, la oposición utilizó sin piedad, decoro ni visión de futuro, para hacerse con el poder. La imagen de Rajoy en la portada de Público lo dice todo. Este hombre monta un circo y le crecen los enanos. Ahora es su partido el corrupto y él su responsable. La “lideresa” se relame con todo esto y está ya cavando el agujerito bajo la espinosa alambrada por donde se colará y refundará el ansiado Partido Liberal del que nunca debió salir.

He sentido un escalofrío que el calor del café recién hecho ha mitigado. El granizo empieza a derretirse y el agua baja con fuerza por la cuneta. Una mujer en tacones resbala y el hombre del coche consigue salir del atolladero. Siento un poco de miedo. Berlusconi, el Vaticano, Aguirre… Me hacen apreciar a Obama y soñar que un mundo donde esta gente no tenga el poder será un mundo mejor, más demócrata, más justo, más libre. Que este mundo, en el que esta gente ya tiene poder, tiene que plantearse muchas cosas, tiene aún mucho que aprender de los errores del pasado.



Y se me ocurre otro refrán: Arrieros somos y en el camino nos encontraremos.



FELICIDADES, ALLIE

12 comentarios:

XINI dijo...

Vaya que madrugadora, pero creo que otras lo son más, je,je.

Yo no voy a entrar en el tema político pq prefiero disfrutar de esos rayos morados, del ruido de los granizos al caer, y de esa blancura resbaladiza con la que hoy nos hemos levantado y seguramente con la que también nos acostaremos, je,je.

Muchas Felicidades Allie

Besucos.

Marcos dijo...

Pues yo si voy a meter baza política, para decir que cada uno tiene lo que se merece, je,je,je.

Un día típico de invierno, que buenos son para estar en casa al calor de la lumbre o de una manta, con la persona o las personas que quieres.

Felicidades Mc Beal!!!+jeje...

Cecilia Alameda Sol dijo...

Asómate a esta otra ventana y verás que hay calor, hay complicidad, hay amigos que están esperando tu saludo. En Madrid hace sol, aunque supongo que el frío debe ser semejante al de ayer. Es un gusto sentarse en una habitación cálida, con el sol colándose por la ventana y saber de la gente que anda por otros parajes, escribiendo también.
Vendrá la primavera, chica pelirroja, y saldrá el sol.
Mientras tanto, ríete de esa cuadrilla de bobos que tanto empeño tienen en mandar y disponer, porque a la postre todos acabarán en el olvido o en los chistes a los que les hacen merecedores su ineptitud y su avaricia, y su deshumanización.

Ladrón de Guevara dijo...

Creo que me he levantado de la misma forma. Sólo que en mi caso el frío de las 8 de la mañana anidaba en mis dedos. No nevaba, pero la política estaba igual y el Público que sostenía en las manos hacía presagiar que, de aquí a unos años, no tendremos políticos qu enos sdalven de la crisis ideológica -la económica es otro punto- en la que el mundo se sume poco a poco.

¿Obama? no sé, quizá el tenga alguna rspuesta. Por mi parte, el frío sigue siendo igual de frio.

Un saludo.

Selma dijo...

Espléndida Entrada con una mezcla de tu realidad personal enlazada con la de este nuestro Circo político...
Me quedo contigo, con tu granizo, tu tormenta, al calor de tu compañia y compartiendo esta taza de café... hablando de la Primavera¿Si?

Besitos mi Preciosa Niña de la trenza, pelirroja...

Miriam dijo...

Que linda forma de describir la tormenta y el granizo!! que me quedo con eso perdóname... la política mejor la dejo para otros. Esta vez quiero quedarme con las imágenes de tus palabras.
Que bueno que por aquí hay sol!!
Besos

Allie dijo...

MUCHÍSIMAS GRACIAS!!!

Espero que pronto llegue la primavera en todos los sentidos...

Saludos.

K@ri.- dijo...

la politica, buuuu...
pero para el frio... venite para aca! que el calor esta aridendo la ciudad!!!!
besos Lauri

Álvaro Dorian Grey dijo...

Pues imaginaté los madrileños, tenemos de tó, a la Aguirre, a los espias, las manifestaciones por la familia, los atascos por la nieve y sin perder la sonrisa... Sacudeté el frío y pálante.
Me ha gustado tu blog
saludos y salud

Roberto dijo...

Si, el panorama es desalentador, si echamos un vistazo a los mandatarios mundiales y a los de casa, es para echarse a temblar. Esperanza Aguirre ha conseguido algo que pensaba inimaginable, y es casi casi generarme la misma sesanción de repulsión que Jose María Aznar...

Una mañana de sábado desasogante...
Laura! un beso

Roberto dijo...

desasosegante....ves me ponen nervioso ciertos personajes..jeje

otro beso

La Gata Coqueta dijo...

Los juegos de politica sólo para los politicos... de verdad no hay absolutamente nada, todos hacen lo que puesen para poder estar en la poltrona el más tiempo posible y nada más.

En cuanto al tiempo, hoy gracias a Dios luce el sol aunque hay un poco de viento, pero asi y todo lo prefiero a la lluvia y la tristeza que luego trae consigo.

Un cálido abrazo con todo mi afecto.