Seguidores

domingo, 1 de febrero de 2009

Yo objeto, tú objetas, él objeta


"Informando con rigor para que cada cual tenga la libertad de formarse su
propia opinión."
SUSANA PÉREZ DE PABLOS - Madrid - 28/01/2009
http://www.elpais.com/


Esta semana, la noticia de la sentencia del Tribunal Supremo en contra de la objeción a Educación para la Ciudadanía, parece apagar, en parte, el fuego de las hogueras encendidas en su día por la Conferencia Episcopal y las asociaciones de padres y madres cristianos en contra de la asignatura.
Me da una mezcla entre vergüenza y rabia tener que alegrarme por una sentencia que no debería haber hecho perder el tiempo al personal de justicia ni el dinero de los contribuyentes.

Se me ocurre, por ocurrírseme algo, que el día de mañana, cuando tenga hijos y los envíe al colegio, como siga así la cosa, voy a objetar a la asignatura de Matemáticas. Sí, no es broma. No me gustan un pimiento los contenidos curriculares de esta asignatura en la etapa de Primaria, no creo que alcancen con ellos los objetivos que pretenden alcanzar, ni que esta materia forme a personas competentes desde el punto de vista matemático. Así que, objetaré a las Matemáticas y mi hijo no asistirá a las cuatro sesiones semanales de clase porque creo que me le van a convertir en una especie de máquina de aprender tablas de multiplicar y resolver problemas que no se le ocurren ni al que asó la manteca. Por no mencionar el día en el que tengan que armar poliedros con cartulina y sufran, porque se sufre armando poliedros. Se sufre mucho.
Por todo ello, yo OBJETO A LAS MATEMÁTICAS.

Y que nadie intente convencerme con la excusa de que es una asignatura obligatoria por ley, igual que todas las demás y que unos supuestos principios morales, que corresponden a la privacidad de mi hogar y fruto de una opinión personal, no pueden provocar una polémica y que, por ello, no puedo hacerle a mi hijo el daño de sacarlo del aula donde están educándose el resto de sus compañeros. No me vale. Me empeño, me busco el respaldo de la Iglesia (que con tal de meterse con el Gobierno, son capaces de salir en una carroza a desfilar en tanga de leopardo) y a armarla.

Después de todo y aun creyendo que la sentencia sobra porque nunca se debió llevar esto tan lejos, me queda la satisfacción de que ésta sea una cremallera que cierre las boquitas de quien se dedica a crear, por sistema, intereses de índole política que no son, en ningún caso, de tinte moral o educativo.

Adjunto un enlace del análisis de Susana Pérez de Pablos en El País digital, del que extraigo y destaco el párrafo que da entrada a esta publicación.
Como casi siempre, gracias a Marcos por adjuntarme este artículo. Si aquí se cobrase dinero, te tendrías que llevar una parte por tu trabajo de documentación.

15 comentarios:

ANABEL dijo...

Muy muy acertado y ácido. ¿Qué quieres que te diga?.
Por otro lado, no crees que a veces se incurre en cierta contradicción. Claman una y otra vez que la moral es algo que debe enseñarse en la intimidad del hogar, pero no les toques sus clases de religión....¡ah!
Besos

Alatriste dijo...

Muchacha, adoro tu espíritu revolucionario, tus ganas de luchar por lo que consideras justos y ese tesón que le pones a tus principios.
Pero no olvides que vivimos en democracia afortunadamente y todos tenemos derecho a tener nuestra opinión, aunque la misma no te guste a ti o a muchos. No es bueno acabar con las minorías, con los que piensan diferente a nosotros. Es lo bueno de no tener al general de turno diciéndonos lo que tenemos que pensar. Así que ten eso siempre presente en tu vida. Cada uno lucha por lo que considera justo y para eso están los tribunales, para dilucidar sobre la verdadera razón. Yo no veo nada malo en ello. Un beso fuerte, amiga y un placer leer siempre tus puntos de vista.

Selma dijo...

Me ha gustado mucho tu manera de pensar narrada con clave de humor, estoy absolutamente de acuerdo contigo... Esta Asignatura se da en toda Europa y desde hace muuucho tiempo... Con nombres distintos pero con la misma finalidad... formar ciudadanos responsables, informados de derechos y deberes... es vergonzoso en efecto que se armen todos estos líos por los integristas de siempre...

Besos Laura, Preciosa!

Miriam dijo...

Objetar lo que se quiso objetar, es una verdadera estupidez.
En lo que estoy contigo es en lo de las matemáticas... que lo estoy pensando para mi niña...
Valga el chiste, muy bien dicho mi niña de la trenza pelirroja!
Besos

Ladrón de Guevara dijo...

Pues que quieres que te diga. Soy de los que piensan que no tiene nada que ver una asignatura con la guerra que se están montando estos atrasados sociales. Luchar por objetar o no de esa asignatura sólo demuestra que no tienen mayor poder que el de utilizar la vía legal alegando moralidad (A fin de cuentas su moralidad no se la cree ni el pato Donald).

Mientras siguen a lo suyo, el mndo avanza y les saluda con la mano al pasar.

Un saludo.

Roberto dijo...

donde hay que firmar para la objeción de las clases de matemáticas...yo las odiaba. Pero fuera de bromas, es muy triste que haya ciertso sectores de la sociedad que todavía nos pretendar imponer a los demñas su religión...Sres. parece que no se han leido la constituición...Este país es un país laico y aconfesional

como siempre de acuerdo contigo Laura, fantástico!

Lore dijo...

pues vaya con "la iglesia i cia", si es que en general (hay excepciones, como en todo) donde están, la arman...¿y porqué no dejarán de una vez que cada uno haga, sienta y piense lo que le de la real gana?... imagino que perderían "el diezmo" entonces, y eso no les interesa... :(
en fin, que no sabía yo de está polémica, pero no me ha sorprendido...me voy a leer más en el link que has puesto de el pais.
un besucón lauri!
lore

K@ri.- dijo...

Laura: muy cierto, duro... demasiado pero real y lamentable. vi un documental esta semana y ahora te leo a vos.. hablaba de lo mismo. Voy a seguir leyendo tu recomendacion. Me gusta abrir cada vez mas los ojos!!!
un besazo....

ah.. en mi blog (nada q ver con todo esto) tenes algo para vos.

Marcos dijo...

Sólo decir,que creo que todo lo que se ha montado en torno a la materia de Educación para la Ciudadanía es totalmente desproporcionado y con un tufillo político...

Incombustible dijo...

Bueno, por acá los "creyentes" dicen que lo que tiene hundido a mi país es la malísima costumbre de mantener el sistema laico de educación, por aquello de que se han perdido los valores... yo creo que "valores" deberá entenderse como los bienes y el poder que tenían antes .

Lo peor es que, desde que el PAN está en el poder, tanto Fox como Calderón se presentan en ceremonias religiosas ¡Usando la banda presidencial!

Besos y yo también me apunto a lo de las matemáticas jejeje

Cecilia Alameda Sol dijo...

¿No será que estos objetores andan buscando un poco de fama, al estilo de esos famosillos que salen a los platós a contar sus escarceos amorosos y sus líos de familia? ¿O será que alguien les paga? Porque no me cabe en la cabeza que estos padres se opongan a que a sus hijos les enseñen a comportarse bien en sociedad y a respetar a todo el mundo sean cuales sean sus tendencias políticas, sociales, etc.
Como dice Anabel, pero que no dejen de darles religión en el cole. ¿Eso no tiene que ver con la moral?

Dara Scully dijo...

Es patético lo que ha pasado con este tema. Y triste que se haya tenido que llegar a una sentencia. Pero yo también me alegro.


PD: ¡Abajo las matemáticas!


¡Miaaau!

SABINA BAR dijo...

MUCHAS PERO MUUUCHAS GRACIAS POR LINKEAR LA PAGINA DEL BAR!!!
FELICITACIONES POR EL BLOG, ES MUY INTERESANTE!

ABRAZOS!!

Alatriste dijo...

Mi querida amiga, dice mucho de ti lo que me dejaste reflejado en mi desván. Temí haberte molestado, porque nada más lejos de mi intención. Sé que eres una mujer respetuosa y democrática. Adoro tu escala de valores. Simplemente quise ser empático y tratar de ponerme en el otro lado. Me alegro de que lo entendieras así. Te dejo una canción por si no la conoces. Busca en el famoso Youtube Mi paracaídas de Marwan. A mí me tienen enganchado. Je, je, je. Un abrazo muy fuerte y una cosa, ¿qué hay que hacer para conocerte? Je, je, je. Hasta pronto.

El Gulo del Norte dijo...

Me pregunto si en matemáticas hay libros que pongan cosas como ésta:

"En 1917 otra revolución, en Rusia, derrocó a los zares, devolvió al pueblo el poder e instauró un régimen de igualdad y libertades colectivas que se llamó socialismo."

(Ed. Ediciones del Serbal)

Porque si no... ¡cómo adoctrinan las puñeteras mates!