Seguidores

miércoles, 26 de mayo de 2010

De velos y velas


Rinto Exandi

El debate está servido. hace ya tiempo que lo está en muchos países de Europa, pero es hoy en día cuando multiculturalismo está llamando a las puertas de España y de los españoles y supongo que lo haga con mucho miedo.

Sí, creo que conceptos como mestizaje, interculturalidad o multiculturalidad llaman a nuestras puertas con miedo a la respuesta que puedan encontrar tras ellas. España es todavía un país con muchos complejos históricos, con mucha cobardía, con poca memoria y con una fuerte vinculación al cristianismo y a la fe católica que le conducen a creer que es esta religión la única con derecho a ser impartida y compartida por los habitantes de este territorio y, lo que es peor, que les lleva a creer que es una religión más democrática y justa que las demás.

Yo no voy a entrar a valorar si es adecuado que una niña lleve un pañuelo en la cabeza para acudir al instituto. Ella alude que es estético y de ser así, pienso que es tan estético como llevar una gorra o un sombrero y esto suele estar prohibido en los centros educativos a la luz de los Reglamentos de Régimen Interno que regulan las normas en cuanto a la vestimenta, entre otras. No obstante, muchas alumnas acuden a clase con pañuelos que cubren su cabello, que lo recogen o que lo adornan sin levantar polémica alguna. Sin embargo, si las razones de portar tal complemento fueran religiosas y por esa razón el centro prohibiera llevarlo, tendría entonces, por coherencia, que prohibir mostrar cualquier otro símbolo religioso que podría consistir en una simple medalla de crucifijo o virgen que, con regularidad exhiben los alumnos católicos españoles. Por no hablar del famoso rosario (símbolo católico) que ha puesto de moda Cristiano Ronaldo (jugador del Real Madrid) y que ahora llevan muchos chavales en los colegios. Recuerdo que la confesión mayoritariamente seguida en España es la católica, pero que España es un país aconfesional que permite la coexistencia y la tolerancia a todas las religiones que sus ciudadanos profesen.

el problema más grave al que nos enfrentamos con polémicas como ésta es que con ella, aparte de generarse debates (cosa que, en principio no me preocupa), aflora uno de los sentimientos más rancios y vergonzosos de nuestra querida España: el miedo a que ser invadidos por los islámicos. He escuchado decir a personas que considero cultas y preparadas desde el punto de vista intelectual, que tienen miedo de que sus hijas se junten o se acaben casando con un "moro". He escuchado vaticinar que en pocos años todos tendremos que celebrar el Ramadán.

Y yo que soy de las que respeta la fe del que la tiene, de las que valora profundamente la coherencia del que sigue los preceptos y sacramentos de su religión, siempre y cuando éstos no impliquen forma alguna humillación o vayan contra los derechos fundamentales de las personas, me planteo muchas cosas, demasiadas tal vez, pero fundamentalmente me pregunto por qué es y ha sido el catolicismo una religión intocable y por qué se cargan las tintas contra otras religiones y personas que las practican.

La Iglesia Católica no se ha caracterizado precisamente por su buen hacer y su sentido de la justicia que digamos. Véase, si no, el caso de la Santa Inquisición o de las cruzadas. Pero claro, eso pasó hace mucho tiempo y lo que nos preocupa ahora es que el hijoputa (que lo es) de Bin Laden se haya cargado a tres mil americanos y que haya iniciado una Guerra Santa contra "nosotros". Nos da miedo esto y no nos inmutan todas las " zonas cero" del planeta: Palestina, el Sahara Occidental, Iraq y muchos otros lugares donde en nombre de dios se asesina, se extorsiona, se mutila, se invade... La Iglesia Católica es ésa que predica la castidad y el amor a los niños mientras abusa de ellos en sus escuelas, ésa que hace voto de pobreza y posee las mayores riquezas del mundo, ésa que hace creer a sus súbditos que utilizar el preservativo aumenta las probabilidades de contagiarse por VIH, ésa que dice ocuparse de lo espiritual y resulta que sale con pancartas y campañas para manifestarse sobre asuntos políticos.

Me quedaría más ancha que larga concluyendo que las religiones tienen la culpa de la mayor parte de los problemas del mundo, pero prefiero dar un punto de optimismo a todo esto y desear que de la misma manera que la Inquisición desapareció y que hoy en día no imaginamos ni por asomo su regreso, llegará el día en el que las religiones con facciones radicales caigan por su propio peso. Y tal vez no esperemos tanto los que esperamos que llegue el día en que se imponga la razón a la fe, la convivencia al sectarismo y la libertad al dogma.

14 comentarios:

Marcelo dijo...

El 23 de mayo debiera recordarse la muerte de un mártir de la Iglesia Católica: Jerónimo Savonarola. Y no se lo hace porque su matador fue el papa Alejandro VI, o el anticristo. Un papa Borgia! Esta fecha no está en el santoral.
Yo creo que no hay que prohibir un velo, hay que enseñar a pensar en libertad. Y los niños islámicos provenientes de familias ortodoxas que se críen en Europa deberían convivir con vuestra cultura milenaria que admiramos desde estas latitudes por el respeto a la persona humana cualquiera sea su religión.
Un saludo

Álvaro Dorian Grey dijo...

Estoy contigo. En un país aconfesional, los símbolo sreligiosos individuales deben de ser respetados. Nadie debe temer si, una mujer, lleva velo, pañuelo o cofia.
Estos días he visto "Browling for Columbine" y habla de ese miedo a lo desconocido que está imperando en esta sociedad. Te hablan del velo como "ojo, que estos empiezan por eso y luego nos invaden" ...
Retorcidos retros
saludosy salud

Laura dijo...

Marcelo, una parte de mí quiere estar de acuerdo contigo, pero quisiera saber exactametne cuál es nuestar cultura, es decir, al hablar de NUESTRA CULTURA y NUESTRAS TRADICIONES, no sé si son las que vienen precisamente de la fuerte influencia del catolicismo (santoral, navidad, etc)y en ese caso, no me siento identificada con ellas.

Si hablamos de derechos humanos y de respeto a la mujer y a su dignidad, por supuesto que los símbolos que signifiquen un ataque a esro último debieran extinguirse, incluyendo, por supuesto, las cofias de las monjas.

No sé,es un debate controvertido, pero lo que más me duele es el sentimiento de miedo a la invasión. Me repatea y me recuerda que no nos acordamos de las invasiones protagonizadas por nuestros antepasados en absoluto.

Gracias por las opiniones.

Nieves dijo...

Llevas toda la razón Laura. Se debería imponer el sentido común.

Una cosa al margen, esta chica musulmana, es menor de edad no? Lo digo porque se ha aireado su imagen por todos lados, no le afecta el tema de protección de menores?. Lo mismo es una pamplina lo que digo, pero pensé en ello.

Ryoga dijo...

no hay que tener miedo a que en españa haya nuevas culturas,es algo inevitable y que no tiene porque ser malo.el islam es algo que no gusta pero es por desconocimiento y por la imagen que tenemos de esos extremistas religiosos.
pero yo tengo un amigo que del islam y salvo en pequeños detalles su vida es casi igual a la nuestra,si todo el mundo que venga es asi no veo el problema

Laura dijo...

Nieves, no me había planteado lo de que esta chica es menor de edad, pero sí me ha rondado la cabeza que sus familiares han podido aprovechar para crear más polémica que la que hay por ciertos detalles que he visto y oído. Por ahí pueden ir los tiros, pero vamos, que a mí me ha servido de excusa para afrontar un tema en el que no tengo las cosas del todo claras y del que quería conocer opiniones.

Ryoga, me alegra leer lo que nos comentas de tu propia experiencia.

¡Gracias!

Cecilia Alameda Sol dijo...

1.- Dijo Sol Gallego-Díaz: aceptemos que haya libertad de religiones, pero que no se carguen sus mandatos y limitaciones sobre la cabeza de las mujeres.

2.- Dijo José Antonio Marina: la ética de la laicidad ha de primar sobre las normas religiosas. Es esa ética la que ha impuesto el respeto a las religiones de cada cual, porque ninguna religión impone respeto a las demás religiones, sino todo lo contrario. Las guerras más cruentas de la historia humana (Cruzadas, Bosnia, Bin Laden) surgen de pretextos religiosos.

3. ¿Es ético que una niña de ocho o nueve años vaya con velo, cuando hace calor tórrido en una ciudad española, como he visto yo en Madrid? ¿Es aceptable que no haga gimnasia con sus compañeros y no pueda usar chándal? ¿Es encomiable que se le hurte a la amistad con los escolares varones?

4.- Aún así, abogo por la educación de las niñas, con velo o sin velo, porque sólo en la escuela se desarrollará su personalidad y su intelecto sin los condicionantes familiares, y tendrá la posibilidad de tomar sus propias decisiones con libertad. (Sobre todo si hay profesoras entregadas e inteligentes como una con trenza que enseña en Cantabria)

5.- En cuanto a la chica de Pozuelo, yo no he visto su cara, sólo su velo, en la televisión. Se ha preservado su imagen. Pero he visto a su padre demasiadas veces en la pantalla hablando de sus derechos. Por cierto, él no vestía ni chilaba ni turbante.

Ladrón de Guevara dijo...

Hola Laura:

Como siempre un artículo impecable. Yo soy de los que piensan que la religión es dañina para la razón, y que es el último obstáculo para que la gente se entienda. Pero es sólo una opinión.

En cuanto a lo del velo, me hace gracia que la gente se queje por que una niña lo lleve a clase cuando ejn mi universidad, tres monjas iban a clase con su atuendo, el cual incluía un hilab (Aunque ellas no lo llamen así, ni velo).

En fin, más incoherencias de la aconfesionalidad española.

Cuídate.

Felipe dijo...

Hay mucho que hablar y opinar al respecto. Parto de una base que para mi es fundamental: la laicidad del estado en un pais democrático y constitucional.
Libertad de religión, por supuesto,no voy a ser yo quien diga a nadie lo que tienen o no que creer, yo no creo en nada(espirituálmente, se entiende) pero la religión es un cancer en toda sociedad que exprime y obliga a sus creyentes a ser sometidos a la ley del supremo jefe espiritual sea este vertebrado o invertebrado, es decir, la religión es sometimiento y exclavitud. Otra cosa es la fe, que es algo tan personal y privado que debe ser ejercida en más absoluta intimidad y / o en su caso en los sitios destinados a tal fin y ahí entramos de nuevo en la religión como sometimiento.
Los Imanes aseguran que el velo no es cuestión de estética, ni moda, mi siquiera un tema cultural, ellos declaran que el velo es una cuestión religiosa y para mi, y es una cuestion personal, es el más claro sometimiento a la libertad individual de las mujeres.
Pero volviendo al principio, estando como estamos en un país láico, no puedo, y siento mucho expresarlo así, admitirningún simbolo religioso en estamentos públicos, sean estos colégios, administraciones públicas, tribunales o el mismisimo parlamento nacional o autonómico, Esto no es un ataque a la religión en particularsino al derechoa y las libertades de todas la religionesincluso la mia, que es ninguna.

Un saludo y un abrazo.

Laura dijo...

Me está resultando muy enriquecedor haber planteado este debate. Me interesan mucho vuestras opiniones y me ayudan a forjarme la mía propia.

Mil gracias

Marcos dijo...

La verdad es que una vez más llego a la conclusión de que las religiones sean cual sean, son el inicio de muchos conflictos sociales.

Por mi parte, todos los símbolos deben ser eliminados en centros y espacios públicos. Pero repito, todos...

Lector en la sombra dijo...

La religión en casa, en las iglesias (sinagogas, mezquitas) y punto.

Buen artículo, un saludo.

HELOISE dijo...

Estoy de acuerdo en todo lo que manifiestas, Laura. Creo que lo principal sería respetar, con mayúsculas, todas las religiones que hay en el mundo y no pensar que la católica debe ser única. Todo el que tiene una fe, la que sea, ha de ser respetado, así como sus símbolos (sin que denigren a nadie) llámalos pañuelo o crucifijo. A mí no me gustaría que me prohibieran llevar una cruz en mi cuello, que la tengo, por ejemplo.
Creo que el multiculturalismo, la mezcla de razas y culturas, es enriquecedora, lo mires por donde lo mires, y debemos perder ese miedo,-yo no lo tengo-a que nos invadan, digámoslo así.
Respecto a lo que dices en el último parrafo, puntualizar que las religiones no tienen la culpa de nada, sí la tienen los que la utilizan, pervierten y manipulan a su antojo y para su exclusivo beneficio. Todas las religiones predican la paz universal y el amor y respeto a todos nuestros semejantes y con ésto es con lo que debemos quedarnos.
Aunque hace mucho que no hago comentarios, te sigo leyendo.
Un beso.

Laura dijo...

Gracias por los comentarios, "Lector en la sombra" (qué misterio) y Heloise. Como siempre, me gusta conocer opiniones variadas y casi, casi puedo extraer conclusiones muy concretas respecto a un par de cosas.

Heloise, comentar es una opción, no una obligación. Siéntete en la libertad de hacerlo cuando quieras.

Besos y gracias.